Pocas garantías para medios locales en los Panamericanos de Pichilemu

Los Juegos Panamericanos son un evento de gran magnitud que, sin lugar a dudas, ha llevado a Punta de Lobos a los ojos de toda América, pero también ha tenido aspectos negativos, uno de los cuales sin duda es la falta de ciertas garantías especiales para los medios de comunicación locales.

Esto se aprecia particularmente en el siguiente aspecto: la falta de estacionamientos reservados para periodistas. No solo la prensa, sino que todos los espectadores se han visto obligados a pagar costosos estacionamientos privados, incluso uno auspiciado por los Juegos, lo que ha generado malestar y descontento en un evento que debería llenarnos de orgullo.

Uno de los problemas radica en que los medios locales no fueron informados de la existencia de un proceso de acreditación vehicular que permitiera el acceso a la extensa franja destinada para estacionamiento en Punta de Lobos. Este espacio, paradójicamente, se mantiene prácticamente vacío en un evento de tal envergadura. La pregunta es: ¿por qué se mantiene cerrado a los medios de comunicación locales?

Los espectadores que acuden para presenciar el espectáculo de los surfistas de todo el continente también se ven afectados por esta falta de información y acceso a estacionamientos liberados de pago, una de las características de Punta de Lobos en general, ya que ni siquiera se suele cobrar parquímetro en el lugar.

La organización de los Juegos Panamericanos no informó el proceso de acreditación vehicular para medios de comunicación, y al parecer, solo se ha reservado para personas vinculadas a esta misma organización, además de comerciantes y residentes en el lugar. Esto no solo resulta injusto, sino que es un duro golpe para la prensa local, que no espera facturar millones cubriendo esta competencia, muy por el contrario, solo significa gastos, por lo que al menos debería garantizarse un acceso.

Los problemas organizacionales que han caracterizado a esta competencia, al menos en la ciudad de Pichilemu, son lamentables. En lugar de llenarnos de orgullo, hemos sido testigos de obstáculos que dificultan la cobertura de un evento de trascendental importancia para Punta de Lobos.

A lo anterior se suma el hecho de que ningún canal de televisión, únicos medios de comunicación que pueden realizar transmisión en vivo o tan solo grabar en video las competencias (lo que se nos mantiene vetado a los medios locales), no han realizado emisiones desde Punta de Lobos, lo que ha generado una justa molestia en la comunidad y en los fanáticos del surf.

Esperamos que se corrijan estas situaciones. Este debería ser un momento de celebración y orgullo, no un motivo de discordia y descontento.

Total
0
Shares
Publicaciones relacionadas