De la obligación de votar: ¡no pasarán!

Desdeñando cualquier tipo de “obligación”, caímos redonditos en la trampa del voto voluntario. Nos dejamos llevar por el espíritu libre y las democracias europeas, olvidamos la destrucción del tejido social, el individualismo, la disminución de las clases de historia y filosofía, en fin, la ignorancia.

Pero como la vida, esta democracia a medias nos otorga una segunda oportunidad, que por segunda y por trascendental del futuro del país, ya pasa a ser más una obligación moral, más que un Derecho voluntario. Por eso quise centrarme en cada tipo de votante y llamarlo no solo a votar, sino que votar en contra de la extrema derecha.

Al liberal de derecha que voto por Sichel y Apruebo: Boric es un avance en derechos valorativos (o valóricos), la despenalización del aborto, la marihuana, concretar el matrimonio igualitario, etc. En la economía, el gran empresariado no está contrariado con Boric, tiene un equipo económico tan neoliberal como Bachelet, y con el bloqueo legislativo en el que deberá moverse un futuro gob., será imposible hacer cambios radicales al modelo neoliberal, quédese tranquilo y vote en contra de la extrema derecha, sino la gente asociara la derecha a Kast y sus ideales de centro derecha se perderán en el olvido.

A los amigos emprendedores: La crisis social con Kast se va ver azuzada de lado y lado, crecerá la polarización y si Piñera ha estado a punto de caer, tanto desde la institucionalidad (acusaciones const.) como hasta con un estallido social que sólo apaciguó la pandemia, la economía no va terminar de reactivarse y su negocio se va ver más afectado con un gob. De Kast.

Al votante de Parisi: Argumentaban lo bueno de “lo nuevo” y lo necesario de “hacer cambios”, pues bien, el Frente Amplio es un conglomerado de partidos relativamente nuevo, nunca han sido gobierno, porque al igual que lo pedía el PDG, ¿Por qué no darles una oportunidad? Por si esto fuera poco, si el futuro gob. De Boric desilusiona, se abrirá con mayor fuerza la opción de Parisi.

A los que no han votado nunca: Estoy seguro que gran parte de su entorno va por Boric, por una simple razón, si a usted no ha votado nunca, es porque no es de la élite y vive de Plaza Dignidad hacia abajo y por último ¿De verdad le da lo mismo vivir 8 años entre gobiernos de Piñera y Kast? Finalmente, si los argumentos que expuesto no lo convencen, recuerde que hay un lugar reservado en el infierno para aquellos que se mantiene neurales en tiempos de crisis moral.

A los votantes históricos de la ex concertación, a los auto complacientes, se les agrade la gestión en 30 años, que condujo al país a la más grande disminución de la pobreza de su historia y con cifras que lo avalan. Este gob. De Boric, (por la composición que tendrá el lesgialtivo) no será más que un continuador de sus políticas de acuerdos. A los auto flagelantes, que criticaban desde adentro las nulas reformas de fondo y la administración soterrada del modelo neoliberal. Este próximo gob. De Boric, querrá ir más a la izquierda de Bachelet y lograr transformaciones importantes, a pesar del bloqueo legislativo, tendrá la oportunidad de acompañar y fomentar el proceso Constituyente que tanto costo y que tanto hubiese deseado los sectores auto flagelantes de la ex concertación.

 A los amigos antifascistas: Hoy es el momento de que, con un pequeño gesto, hagamos política. Ya que esto no quita ningún tipo de organización popular.

A los amigos anarquistas: Hay que recordarles la unión en la segunda República Española, cuando en tiempos de la amenaza fascista, se unieron al gobierno encabezado por socialistas, comunistas, e incluso a nacionalistas de varias comunidades autónomas, por medio del anarcosindicalismo de la C.N.T. Si las consecuencias de esta unión histórica (podemos debatirlo) pueden ser lamentables para el anarquismo, hágalo por amor al proletariado chileno e inmigrante, los que sufrirán en carne propia un gob. Fascista. A la represión que habrá, a los muertos que caerán, al auge e impunidad, que ahora actuando “más sobre seguro” tendrán los movimientos neo nazistas, hágalo por amor al pueblo y vaya a votar.

Finalmente, hasta para el votante de Kast en primera vuelta, existe una última posibilidad de arrepentirse y no ser cómplice activo de las consecuencias nefastas, que tendrá un posible gobierno reaccionario de la extrema derecha chilena.

PABLO CANALES SARAVIA