Solo dos de los doce años de gestión del exalcalde de Pichilemu serán auditados, aprobó el Concejo Municipal

El frontis de la Municipalidad de Pichilemu.

En una sesión extraordinaria celebrada en esta jornada de viernes, el Concejo Municipal de Pichilemu aprobó por unanimidad realizar una auditoría externa por los últimos dos años de la gestión del exalcalde, Roberto Córdova Carreño, en todas las áreas de la Corporación (municipal, salud y educación).

Cabe recordar que el martes se había producido empate, ya que algunos de los ediles pretendían que se aprobara la auditoría por cuatro años. La realización de la auditoría se había aprobado ya en julio, igualmente por dos años, aunque solo abordando el área municipal, excluyendo salud y educación.

De esta forma, solo serán auditados los últimos dos años de la gestión del exalcalde Córdova, en cuya gestión se conocieron diversos hechos de corrupción como la falsificación de un decreto, que lo llevó a estar imputado, y la irregular entrega de un cheque por 47 millones de pesos, cuando solo debía pagar 4,7 millones, entre muchos otros puntos negros. Córdova fue alcalde de la comuna entre septiembre de 2009 y junio de 2021.

«Quiero agradecer a los concejales porque logramos poner en tabla esta postura porque finalmente esta auditoría va a permitir generar un trabajo de dos años para el municipio en las distintas temáticas, analizando el tema presupuestario, que fue uno de los puntos de inicio que nos llevó inicialmente a aprobar solamente el área de la municipalidad», indicó el actual mandamás de Pichilemu, Cristian Pozo.

Lo aprobado en julio

En la sesión ordinaria del 20 de julio de 2021 el Concejo Municipal aprobó «en forma unánime […] realizar auditoría externa, con la finalidad de evaluar la situación financiera del municipio, por el período comprendido de los últimos dos años». Durante la discusión de ese acuerdo, se produjeron diversos roces entre los ediles y el nuevo alcalde, quien planteó que «según lo visto con Jurídico lo prudente es dos años, ahora si hay alguna irregularidad se extendería».

El concejal de derecha Hugo Toro cuestionó los reparos del alcalde Pozo respecto a los gastos que implicaría la auditoría, «recordar que en otros años se gastaba más de 200 millones en fiestas», a lo que Pozo señaló que «no me hago cargo del gasto anterior» pero «hay mucho presupuesto comprometido» por la gestión del exalcalde Córdova.

«Veamos primero por dos años completo», indica el concejal Mario Morales, quien después agrega que «si es por transparentar que se haga por los últimos diez años». Tobías Acuña, en tanto, indica que «la auditoría externa debería ser por los últimos cuatro años» y «acá se habla como que se está botando la plata». Sofía Yávar planteó que «la gente pide que se haga una auditoría […] por el último período». «La mayor inversión que se puede hacer para la comuna y sin importar el costo es que se haga la auditoría a todo», planteó Toro. Danilo Robles, en tanto, manifiesta su aprobación «pero me hubiera gustado que se hiciera por cuatro años, y si son los dos años que sea completo y se incluya el DAEM y Salud».