Anciana navidaína, de 91 años, tenía feto momificado en su vientre - ARCHIVADO

Hospital Claudio Vicuña de San AntonioR. M. J., una mujer de 91 años de la comuna de Navidad, llegó hasta el Servicio de Urgencia del Hospital Claudio Vicuña de San Antonio, debido a un fuerte dolor abdominal.

A diversas pruebas médicas fue sometida la anciana, determinando los médicos que esta tenía un feto en su viente, probablemente desde hace más de 50 años, sin que ella lo notara hasta ahora.

Inicialmente, los médicos consideraron que se trataba de un tumor, lo que fue descartado por los exámenes.

Una situación poco común, según expertos, que le provocaron sangramiento, que probablemente la mujer atribuyó a la menstruación; de igual forma, los dolores abdominales probablemente los padecía desde hace un largo tiempo.

El feto podría ser extraído del vientre de la anciana navidaína; sin embargo, por su edad, la intervención resultaría bastante compleja.

El feto se momificó debido a que este murió y no fue expulsado. «Por su tamaño tampoco puede ser reabsorbido y muchas veces no sufre contaminación bacteriana», señaló una matrona a El Líder, agregando que es necesario para el proceso que «no se haya producido la total maduración del estrato corneo de la piel, y que tampoco sea muy grueso. La momificación hace que todos los tejidos débiles sean reabsorbidos lentamente y queda la piel y los huesos»; «[en cuanto a los líquidos] éstos se reabsorben y el feto se deshidrata formando la denominada momia».