Emotivo homenaje en Chimbarongo al médico Francisco Briceño, fallecido por covid-19 hace un año

Un momento de emoción se vivió la jornada de este viernes en Hospital de Mercedes Chimbarongo, con el homenaje que brindó el centro asistencial al Dr. Francisco Briceño Núñez, a un año de su fallecimiento por covid, destacándose que su recuerdo sigue latente en la comunidad hospitalaria y en todas las personas que conocieron la virtud del joven facultativo.

En un acto que se desarrolló bajo todas las medidas sanitarias pertinentes, contó con la presencia del director del Servicio de Salud O’Higgins, José Antonio Cavieres, quien acompañó al director del hospital, Dr. Jaime Rojas Figueroa y a los padres del doctor, además de la familia hospitalaria.

No obstante, este día que era para recordar, comenzó de una forma muy triste, ya que a primera hora falleció la hija de una funcionaria del hospital, que aun no cumplía los dos años de vida. Fue, según destacaron los funcionarios, una pérdida que caló hondo en toda la comunidad hospitalaria, en sus compañeros de labores y especialmente en las tías del Jardín infantil “Siente Enanitos”.

El director del Servicio de Salud expresó que “es un privilegio estar presente en una jornada donde hay un reconocimiento a alguien que se valora no solamente por su situación profesional, sino que por su calidad humana. Lamentablemente nos encontramos también con la partida de la pequeña Renata, lo que nos golpeó y por Dios que cuando pasan este tipo de situaciones, ustedes como equipos de salud, como equipos de personas que tienen que estar entregando una prestación a la comunidad, golpea fuerte. Pero también, nos ayuda a ser más fuerte y tener claro de porqué estamos acá… mi abrazo a los padres del Dr. Briceño y mis condolencias a la familia, compañeros y amigos de Scarlett por la partida de su hija”.

También tuvo emotivas palabras la funcionaria María Cecilia Parra, quien compartió con el Dr. Briceño desde que llegó el facultativo al centro asistencial en 2016. Por su parte, el Dr. Jaime Rojas, director y amigo personal del médico, se emocionó al recordarlo sin antes pasar por alto la partida de Renata: “en estas paradojas del destino, no nos queda más que ser espectadores, encontrar consuelo en nuestros seres queridos, abrazar a nuestros padres, hijos e hijas, a la familia y amigos. La vida comienza cuando terminamos el trabajo, siempre haciéndolo de la mejor forma, con la vocación por delante; no nos olvidemos nunca de la familia, de nuestro hogar. Esto que nos ha pasado nos hace reflexionar sobre el amor a las personas, a nuestros compañeros de labores y a nuestros pacientes. Hoy entrego mis condolencias a Scarlett y a su familia; y también, agradecer la presencia de los padres de Francisco, de mi amigo y hermano, el “máquina”, a quien entrego mi abrazo eterno de gratitud y amistad”.

 

Al término del homenaje, fue descubierta una placa conmemorativa que se ubicará al ingreso del Servicio de Urgencia, llevando desde ahora el nombre del Dr. Francisco Briceño Núñez.