Se postergó juicio por parricidio en Palmilla ocurrido el año pasado

El Tribunal Oral en lo Penal de Santa Cruz decretó reprogramar el juicio en contra del sujeto que en 2020 mató a su propio hijo en las cercanías de la localidad de Palmilla: Luis Enrique Díaz Espinoza.

El acusado por parricidio será sometido a juicio el 9 de noviembre. Esto por solicitud de las partes, por un requerimiento que realizó la Defensoría ante el Tribunal Constitucional, informó el Poder Judicial.

Los hechos que se le imputan al acusado son:

«El día 9 de marzo del año 2020, don LUIS ENRIQUE DIAZ ESPINOZA, el acusado, mantuvo conversaciones por mensajería de texto, por la red social Instagram, con su hijo de iníciales L. A. D. P. de 11 años, nacido el día 30 de diciembre del año 2008, niño que vivía y estaba al cuidado de sus abuelos maternos. El acusado, que no vivía con su hijo, lo citó para ese día a la ribera del río Tinguiririca, sector callejón Lo Moscoso, comuna de Palmilla, señalándole que no debía contarle a ninguno de sus familiares de dicho encuentro y que debía salir de su domicilio, ubicado en pasaje Cruz Martínez N° 12 población Palmilla Limitada, comuna de Palmilla, a las 20:45 horas y además que debía borrar todos los mensajes de texto que daban cuenta de dicho encuentro; fue así, como el niño, haciendo caso a su padre, salió de sudomicilio en su bicicleta alrededor de las 20:45 horas, sin contar a nadie de su familia de dicho encuentro, dirigiéndose en por el sector del callejón Lo Moscoso, hacia la ribera del río Tinguiririca, lugar donde se reunieron alrededor de las 21:00 horasde ese mismo.El acusado, citó a su hijo a dicho sector, ribera del rio Tinguiririca, por ser un lugar despoblado, de poco tránsito peatonal y vehicular, alejado de inmuebles habitados y que no cuenta con luz artificial, ya que pretendía asesinarlo y provisto de un arma corto punzante, aprovechándose de su superioridad física, unido al hecho que el informe de alcoholemia practicado en la víctima, arrojó una dosificación 0,29 grados por mil de alcohol en la sangre, alcohol que solo pudo haber sido suministrado al niño por su propio padre, y actuando sobre seguro, procedió por la espalda, a propinarle a su hijo con ánimo homicida, 20 heridas cortantes y corto punzantes: en la cabeza, rostro, cuello, espalda, tórax posterior, asimismo le causó diversas lesiones en su extremidades y rostro, debido a lo anterior, el niño falleció en el mismo lugar, como consecuencia de un shock hipovolémico, causado por un traumatismo corto punzante cervical, lesión del tipo homicida, que lesionó la arteria carótida derecha, lo anterior, según informe de autopsia practicado en el Servicio Médico Legal al cuerpo de la víctima; luego de lo cual, el acusado se retiró del lugar”

El requerimiento ante el Tribunal Constitucional puede revisarse a continuación:

Haz clic para acceder a 164217.pdf