Escasa presencia policial y militar en la cuarentena de Pichilemu

Pichilemu ya cumplió cinco semanas en la fase uno de cuarentena total, iniciada el 4 de marzo por las elevadas cifras de casos activos y el colapsado sistema de salud regional.

Si bien en las últimas semanas el virus parece haber dado una tregua, reduciéndose de forma importante los casos activos, la comuna sigue manteniéndose en cuarentena, una cuarentena que no ha sido capaz de reducir la movilidad en la ciudad de forma importante durante los días laborales.

El control militar y policial es escaso. De hecho, varias han sido las ocasiones en que hemos podido constatar que el control en el acceso por la Ruta 90 se encuentra sin presencia de efectivos. De hecho, así lucía está tarde de domingo.