Murió Hernán Brantes Martínez, primer intendente de Colchagua tras golpe de Estado de 1973

Coronel Hernán Brantes, en 1973
Pasado el mediodía del miércoles, falleció en su domicilio en Las Condes, Santiago, el coronel (R) Hernán Braulio Brantes Martínez, quien en 1973 se desempeñó como comandante del Regimiento Colchagua de San Fernando, y que asumió como Intendente de la Provincia de Colchagua tras el derrocamiento del presidente Salvador Allende, el 11 de septiembre de aquel año.

Sus funerales se realizaron hoy en el Cementerio Parque del Recuerdo Vespucio, luego de la celebración de una misa en Vitacura.

Brantes nació el 6 de junio de 1925 en Santiago, hijo de Juan Brantes y Nora Martínez. Se casó el 1 de enero de 1951 en Chuquicamata con la serenense Elena “Lily” Glavic Skarnic, de entonces 23 años.

En enero de 1973 es destinado como comandante del Regimiento Colchagua, en reemplazo de Enrique Morel Donoso. En tales funciones le correspondió asumir como jefe de plaza en junio de ese año tras el episodio denominado como “Tanquetazo”.

En la mañana del 11 de septiembre de 1973, toma la Intendencia de Colchagua, tomando prisionero al hasta entonces intendente Juan Madariaga, e inició la persecución contra dirigentes de la Unidad Popular. Fue una jornada sangrienta. “Los extremistas fueron descabezados y perdieron el apoyo popular; no existe peligro en la provincia. Además nadie ha perdido la vida porque los marxistas no presentaron resistencia. Mucha gente ha quedado en libertad, luego de los interrogatorios. A todos se les procesa de acuerdo a la Ley”, dijo en sus primeras declaraciones a la prensa. Durante los primeros meses del régimen militar, numerosos izquierdistas colchagüinos fueron capturados y torturados. Algunos de ellos, incluso, perdieron la vida: entre ellos los ex-regidores de San Fernando Justino Vásquez (detenido desaparecido), Segundo Correa, y el periodista Archibaldo Morales. Brantes presidió el Consejo de Guerra de Colchagua.

“Arsenales” que eran atribuidos a dirigentes y simpatizantes de la Unidad Popular, “incautados” en San Fernando en septiembre de 1973.

Comenzando el año 1974, fue llamado a desempeñar funciones en Santiago como profesor de la Escuela de Inteligencia del Ejército. El 24 de enero fue nombrado hijo ilustre de San Fernando. Una semana más tarde dejó la comandancia del regimiento Colchagua y la intendencia provincial. Asumió en su lugar el Coronel José Castro Sauritain.

Tras su paso por la ex-región de Colchagua, Brantes pidió su retiro en 1975, pero “el general Mena le solicitó que continuara en funciones para colaborar con él en la transición de la DINA a la CNI”, revela un documento judicial del Caso Prats. En septiembre de 1975 se desempeñaba como secretario de la Dirección de Inteligencia del Ejército y, después, fue director de la Central Nacional de Informaciones (CNI). Entre el 22 de marzo de 1976 y el 3 de diciembre de 1977 fue Subsecretario General de Gobierno.

Uno de sus hijos, Hernán Brantes Glavic, es diplomático desde el régimen militar y se ha desempeñado como embajador en numerosas locaciones del mundo.

Este artículo está basado en el libro “Colchagua en desconcierto”, pronto a publicarse, sobre la historia del Gobierno de la Unidad Popular en la ex-región de Colchagua.

Autor entrada: Redacción