Cornejo solicita al Gobierno «plan de contingencia para garantizar producción agrícola y asegurar abastecimiento alimentario»

Como “extremadamente grave” calificó el diputado por la Región de O’Higgins, Eduardo Cornejo (UDI), la actual crisis por la que atraviesa el mundo de la agricultura en la zona, tanto por razones externas y naturales, como el alza que han sufrido los fertilizantes a nivel mundial y la extensa sequía por la que atraviesa el país, como también por motivos internos, entre ellos el aumento de delitos violentos en la Macrozona Sur, lo que ha provocado una amenaza a la seguridad alimentaria para este año.

Por lo mismo, y en el marco del Día del Campesino que se conmemoró durante las últimas semanas, el parlamentario gremialista solicitó al Gobierno activar un plan de contingencia con distintas medidas e inversiones que vayan en beneficio de los pequeños y medianos agricultores, y que les permita enfrentar el alza en los costos de producción y el aumento del precio de distintos productos importados, de manera de garantizar las actuales y futuras siembras que se realicen en la región.

“El aumento en el precio de los combustibles y de los fertilizantes, la falta de medidas de seguridad en el sur, la tardanza en avanzar en embalses para nuestra zona y una serie de otros efectos externos e internos mantiene en una situación muy crítica al mundo agrícola, especialmente a los pequeños productores y a la agricultura familiar campesina”, señaló el diputado UDI, agregando incluso que “son cientos los testimonios de agricultores que, ante la falta de garantías, prefieren no cultivar este año para no correr el riesgo de sufrir una pérdida mayor, lo que termina amenazando gravemente con la seguridad alimentaria de nuestro país”.

Debido a ello, Cornejo también llamó a las actuales autoridades a ofrecer mejores incentivos para la producción de alimentos, a través de subsidios y bonos que permitan adquirir fertilizantes -que han triplicado su valor- y también mediante créditos blandos, a tasa cero y con un año de gracia, para que los pequeños agricultores puedan contar con una ayuda económica durante la actual crisis.

“Los fertilizantes han aumentado considerablemente desde marzo a la fecha, los créditos bancarios están con las tasas más altas de los últimos años y el precio de la energía y los combustibles continúa al alza y seguirá subiendo durante los próximos meses. Estamos hablando de tres factores que, en medio de una crisis económica como la que estamos viviendo, son imposibles de sobrellevar por parte de los agricultores. Y tal como ellos mismos lo han señalado, lo que hoy necesitan es que el Estado les tienda una mano y los ayude en los procesos de siembra”, sostuvo el parlamentario por el Distrito 16, quien insistió en que “es fundamental que el Gobierno aumente los créditos agrícolas y duplique las ayudas económicas para la compra de productos importados”.

Por último, Cornejo planteó la necesidad de abordar con urgencia una política de embalses en el país, considerando que la mayoría de las regiones no tienen asegurado el riesgo para sus superficies agrícolas. “Si no pensamos a futuro y seguimos reaccionando sobre la marcha, esta crisis que estamos viviendo podría tener un alcance mucho peor en el mediano plazo”, advirtió el diputado gremialista.