Urgencia del Hospital de Litueche realizó parto inminente

A eso de las 08:00 horas del miércoles pasado, llegó al mundo Sebastián Jadiel, quien nació en el Hospital de Litueche, pesando 3 kilos y midiendo 52 centímetros. Quizá ello no  es noticia, pero si lo es, ya que este hospital no cuenta con maternidad, por lo cual luego del parto, su madre y el menor fueron trasladados al Hospital de Santa Cruz donde se recuperaron satisfactoriamente. “Estoy muy contenta y agradecida con todo el equipo de salud del Hospital de Litueche, quienes me entregaron la asistencia necesaria durante mi parto”, destacó la madre del pequeño Sebastián, Nora Céspedes.

La llegada del bebé se convierte en el segundo nacimiento realizado en este recinto asistencial, y en el orgullo para el equipo clínico. Así lo explicó la directora del Hospital de Litueche, doctora Andrea Valdés, quien señaló que “el nacimiento del recién nacido fue en el Servicio de Urgencia de nuestro Hospital, y fue un momento de mucha alegría, porque gracias al profesionalismo de los funcionarios se logró una oportuna atención de la madre y el recién nacido. Fue reconfortante ver que se encontraban en óptimas condiciones”.

La profesional médico agregó que “es importante destacar que nuestro Hospital, por ser de baja complejidad, no contamos con maternidad, por ende, solamente se atienden partos inminentes. Si bien son hechos aislados, contamos con las medidas e insumos para asegurar la atención inmediata del recién nacido y su madre”.

El médico Sebastián Muñoz fue el encargado de liderar el alumbramiento del recién nacido. “Este parto inminente fue muy rápido, la paciente al ingresar a categorización venía con muchas contracciones y dolor, como equipo de urgencia actuamos de manera muy rápida para asistirla. Cada funcionario colaboró de forma oportuna y coordinada, siendo un gran trabajo en equipo”, indicó el facultativo.