El Marino ejecutará proyecto que relevará importancia del antiguo ramal San Fernando-Pichilemu

El paso inferior Tres Ojos, ubicado entre las estaciones de Larraín Alcalde y Pichilemu, parte del patrimonio ferroviario colchagüino.

El Marino se ha adjudicado recursos del Fondo de Fomento de Medios de Comunicación 2022 para ejecutar el proyecto denominado «Lugares y vestigios del ramal San Fernando-Pichilemu».

La iniciativa busca rescatar y difundir el patrimonio material tangible de los restos del ramal ferroviario San Fernando-Pichilemu, mediante la realización de trabajos audiovisuales de corta duración enfocados en las distintas estaciones del antiguo ramal, dando cuenta de su estado actual y relevando su importancia cultural y patrimonial.

El material será difundido a través de la “Enciclopedia Colchagüina”, plataforma creada y sostenida en años anteriores gracias al financiamiento de este fondo, y será distribuido en redes sociales, incursionando por primera vez en la plataforma TikTok.

En 1986 se declaró el cese de las operaciones del ramal ferroviario que por décadas conectó San Fernando y Pichilemu, incluyendo a las localidades del interior como Manantiales, Placilla, Población, Peralillo, Santa Cruz, y muchas otras. El ferrocarril llegó a la capital colchagüina en 1862 y los trabajos para llegar al que sería el puerto de Colchagua, Pichilemu, duraron más de sesenta años. Las estaciones, los andenes, los rieles se convirtieron en parte fundamental de las vidas de los habitantes de Colchagua y Cardenal Caro durante la mayor parte del siglo XX.

Hoy, aquellos animados recintos están desaparecidos o, en los mejores de los casos, en estado ruinoso. Más aún, las generaciones más jóvenes no dimensionan la importancia cultural y social que tuvo este medio de transporte para nuestra zona, desconociendo en muchos casos su rol y su historia. Los recintos ferroviarios y los remanentes de los rieles están en permanente estado de deterioro, por lo que urge no solo relevar su importancia, como se dijo, cultural y social, sino que también rescatar aquellos vestigios y ponerlos en vigencia, concientizando sobre este patrimonio cultural material de Colchagua y Cardenal Caro.

Nuestro medio de comunicación agradece a la Comisión Evaluadora del Fondo de Medios y al Consejo Regional de O’Higgins por la adjudicación de los recursos.