Se acabó el recreo: infractores al toque de queda en Pichilemu serán detenidos y locales comerciales serán sumariados - ARCHIVADO

Personal de la Armada patrullando la playa La Caletilla, la noche del 8 de enero
El mayor Ítalo Roco, comisario de la 3.° Comisaría de Pichilemu, se reunió con el gobernador de Cardenal Caro, Carlos Ortega, para coordinar acciones de cara al fin de semana.

Roco dijo que los controles nocturnos serán intensificados desde ahora, por lo que en conjunto con el Ministerio Público se ha decidido tomar medidas más drásticas contra los infractores del toque de queda, que se inicia en todo el país a las 22 horas.

Los carabineros y efectivos militares se van a apostar en lugares clave, y todos aquellos que sean sorprendidos sin salvoconductos serán detenidos inmediatamente. El único márgen que se entregará es de media hora, o sea, hasta las 22:30 como máximo para que las personas que se encuentren en las calles retornen a sus hogares.

Roco dijo que esto se produce ya que “que durante los primeros días de verano se observó que muchas personas, sabiendo que hay una restricción, no cumplen, no hay una intención de cumplir y transitan por el radio urbano hasta pasadas las 11 de la noche, 12 de la noche, y se ve que las personas no entendieron el mensaje”.

“Les pido por favor a los comerciantes que den cierre a sus locales porque se exponen a que se cursen los sumarios sanitarios correspondientes, y a contar de hoy local comercial que no cierre, estando en conocimiento del horario de toque de queda, se expone a que se inicie un sumario sanitario”, declaró tajante el policía.