Propaganda

Buscarán impugnar candidatura inconstitucional del alcalde de Pichilemu

Roberto Córdova

Este sábado el Servicio Electoral aceptó la candidatura del actual alcalde de Pichilemu, Roberto Córdova Carreño, abanderado del Partido Socialista y quien ya ha ejercido tres períodos y busca un cuarto, a pesar de que la Constitución se lo impide.

La candidatura de Córdova, sin embargo, no está inscrita definitivamente. Al menos dos candidatos independientes a la alcaldía pichilemina buscarán impugnar la medida tomada por el órgano electoral.

Córdova fue elegido sucesivamente concejal de la comuna para los períodos 2000-2004, 2004-2008 y 2008-2012. Sin embargo, el 1 de septiembre de 2009 y al declararse la vacancia del cargo de alcalde producto del cese de funciones de Marcelo Cabrera Martínez, en sesión celebrada ese día Córdova fue elegido alcalde titular de la comuna, y tal como prescribe la ley de municipalidades, le correspondió desempeñar ese cargo por el remanente del período 2008-2012, lo que fueron 3 años, 3 meses y 5 días (ya que el período edilicio concluye el 6 de diciembre de 2012).

Al haber ejercido tres de cuatro años del período 2008-2012 como alcalde de la comuna de Pichilemu, debe considerarse que ejerció un período completo en este cargo (artículo 125 bis de la Carta Magna), para el que fue reelegido para los períodos 2012-2016 y 2016-2021. En consecuencia, Córdova está impedido de ser candidato a alcalde de la comuna de Pichilemu en las elecciones del 11 de abril de 2021 por haber ejercido un total de tres períodos.

La Ley 18.700 señala que «los candidatos independientes podrán, dentro de los cinco días siguientes a la publicación de la resolución …, reclamar ante el Tribunal Calificador de Elecciones. Este tribunal fallará en el término de diez días contado desde la interposición del reclamo».

Impugnación

Esta tarde, en su programa radial, el derechista Marcelo Cabrera Martínez señaló que si bien «el alcalde se inscribió, quiero dejarle claro que aquí no se ha dicho todo respecto al candidato».

«Este primer paso que se dio hoy es el administrativo, el Servel recoge los antecedentes», dijo Cabrera, anunciando que «el tema del señor alcalde de Pichilemu se va a ver en el Tribunal Electoral Regional, ahí se va a interpretar lo que dice la ley».

«Este alcalde se inscribió igual, e inscribió a Cristián Pozo, ¿quién es Cristián Pozo? funcionario municipal, y lo inscribió como candidato independiente. ¿Cuál es el fondo? No quiere soltar la teta a como de lugar, si no voy yo va mi funcionario municipal, si va mi funcionario no voy yo», expresó textualmente el expresidente del Movimiento Vitalicio Pinochet.

«Quiere apernarse en el cargo [Córdova]. La ley es clara, once años, está bien, dele el espacio a otro liderazgo», añadió.

Por otra parte, el también candidato, periodista Jorge Urzúa García, expresó que «el Tricel será el encargado de decidir» el destino de la postulación de Córdova.

El postulante de Chile Vamos, Pablo Martínez (UDI), no se refirió al tema.

Respuesta

«Algunos tienen sus motivos, algunos son políticos, bastaría escuchar un programa radial para darse cuenta», dijo Córdova en su propio espacio radial, añadiendo que «algo saben los abogados de nuestro partido que llevaron adelante nuestra candidatura, y algo debe saber también el Consejo Directivo del Servel, no es un grupo de amigos que se juntan para tomar café, algo deben de saber ellos. Las leyes son lo que dice la ley, no es que me esté saltando la fila», dijo el alcalde.

«Nosotros estamos contentos de ser alcaldes, y si el Servel aceptó mi candidatura, contento de competir en esta elección», agregó Roberto Córdova. «Algunos candidatos pierden la objetividad, se ponen un poquito a todas, la ceguera política, a todos nos pasa en algún momento, no quieren reconocer los atributos de otros… de hecho ayudé a algunos para inscribirse, me preguntaron algunos, porque yo creo que hay que actuar de buena fe, porque cuando uno actúa bien lo más probable es que a uno le vaya bien, por tanto si uno no actúa bien debe esperar la vuelta de esas energías».

«Estamos super tranquilos como te dije anteriormente, porque he recibido muchas muestras de cariño, de buena onda, y como dije anteriormente si se impugna es súper legítimo que se haga, pero así como se ha inscrito, se defenderá, y como si hubo argumentos para inscribirla, habrán argumentos para defenderla», señaló el alcalde desde 2009.

Córdova también reconoció que Cristián Pozo Parraguez, director del Departamento de Salud inscrito como candidato independiente a la alcaldía de Pichilemu, no es más que su delfín en caso de que su candidatura fuera rechazada: «Quiero agradecerle a Cristian Pozo de que en caso de que mi candidatura no fuera aceptada por el Servel, yo iba a apoyar con mucho agrado a Cristian, en el entendido que tiene méritos, capacidades que lo podían poner en servicio de la comuna sin ningún problema».

Sobre esto último, el alcalde reiteraría por la tarde que «a pesar de tener todas las capacidades y condiciones para desempeñarse como alcalde, y manteniendo su palabra de caballero, hoy ya [el candidato instrumental Cristián Pozo] me dijo que estaba feliz de que yo fuera candidato y que contara con todo su trabajo y apoyo».

—-

Actualización 13:40: Se agregaron declaraciones de Córdova.
Actualización 19:10: Se agregaron nuevas declaraciones de Córdova.