Confirman un nuevo caso de COVID-19 en la región de O’Higgins

Las autoridades regionales, en un punto de prensa esta mañana, informaron un nuevo caso de COVID-19 en la región de O’Higgins, ascendiendo a 42 personas.

El intendente Juan Manuel Masferrer señaló que el nuevo caso de 38 años de la comuna de Rancagua, diagnosticada ayer en la clínica Red Salud de la misma ciudad, encontrándose en buen estado de salud y haciendo cuarentena en su domicilio. Habría estado en contacto estrecho con una persona contagiada en la Región Metropolitana.

Nueve personas se mantienen hospitalizadas, de las cuales dos se mantienen en estado «reservado».

La autoridad regional dijo haber conversado con los alcaldes de comunas con balnearios o que limitan con las regiones de Valparaíso, Metropolitana y el Maule, donde se implementarán nuevos controles que buscarán limitar el acceso a personas que no residan en la zona.

El director (S) del Servicio de Salud, Fabio López, expresó que se han aumentado los exámenes de PCR, funcionando el sistema de salud con normalidad. «Quiero hacer un llamado a la gente más joven. El promedio de gente hoy hospitalizada es gente con un perfil de gente joven, por lo tanto el llamado es a hacer el debido respeto de las medidas que han anunciado las autoridades, hacer las cuarentenas, el lavado de manos excesivo, hagan uso de las mascarillas y el distanciamiento social, y principalmente no salir innecesariamente. Ya que tenemos un nivel bajo de contagios en la región, eso no nos llama a relajarnos», expresó López.

Luego, el jefe de la defensa nacional en O’Higgins, general de brigada Jorge Jacque, señaló que el número de personas conducidas por toque de queda ha sido menor que la noche anterior. Con el pronto arribo de la Semana Santa «y porque el comportamiento de la población no ha sido óptimo», Jacque ordenó la «estructuración de nuevas medidas restrictivas, en función de evitar el traslado de un lugar al otro y evitar el contagio». En ese sentido, se ha incrementado el número de checkpoints en la región. En las últimas 24 horas han sido devueltos más de 100 vehículos en los distintos checkpoints que existen en la región, los que serán aumentados.

Participaron también en el punto de prensa los alcaldes Rigoberto Leiva de Las Cabras, Sammy Ormazábal de Paredones, Horacio Maldonado de Navidad, René Acuña de Litueche y Roberto Córdova de Pichilemu. El mandatario de Las Cabras hizo un enfático llamado a que los turistas se queden en sus hogares para cuidar a los adultos mayores de la zona. «Queremos efectivamente seguir viviendo, en nuestra comuna los queremos pero en otra oportunidad», dijo el alcalde.

Acto seguido, habló el alcalde Roberto Córdova, quien señaló que con el alcalde de Navidad pidió reforzar el control en los puntos de Rapel de Navidad, Quelentaro y Paredones, además de instalar un punto en Bucalemu, para evitar el ingreso de turistas a Cardenal Caro. «Hemos reiterado nuestra petición para que ojalá se cierre la comuna de Pichilemu en semana santa, pero sin perjuicio de ello instalar un punto en Cáhuil», dijo Córdova, quien pidió un control más estricto. «Para nosotros siempre ha sido un tremendo agrado contar con los turistas, pero en esta oportunidad les decimos quédense en sus casas, no vayan a la costa», agregó la autoridad pichilemina.

Autor entrada: Redacción

Avatar