COVID-19

Marco Olivos: un pichilemino que quiere a su pueblo y busca llegar al Concejo Municipal

46 años (mañana cumple 47). Hijo del bombero insigne Hernán Olivos Vallejos y Carmen Troncoso Yáñez. Pichilemino de nacimiento y crianza. Incansable dirigente social. Estas palabras son insuficientes, sin embargo, para definir a Marco Olivos Troncoso, un costino de tomo y lomo que desea devolver la mano al pueblo de su corazón: desea llevar al Concejo Municipal de Pichilemu los deseos y ambiciones del genuino pueblo pichilemino.

Durante décadas, Olivos ha trabajado incansablemente para construir su sueño: emprender con un recinto turístico. El camino no ha sido fácil: ha debido partir a tierras lejanas para poder conseguir su meta. Y lo ha logrado, siendo hoy propietario de la concurrida Residencial San Marco, ubicada en frente de la Iglesia Parroquial. Por este emprendimiento ha recibido numerosos premios turísticos y empresariales. La opinión de sus huéspedes, por cierto, es muy positiva, ya que la residencial brinda un espacio acogedor y familiar.

Pero esta faceta de empresario la intercala con su vocación de servicio a la comunidad, y es así que ha participado en numerosas instituciones locales, donde ha dejado un franco legado que atestigua su amor por Pichilemu y la zona. Entre otras posiciones, Marco Olivos es presidente de ADEREC desde 2016, vicepresidente de UNPADE netre 2018 y 2021, director del Hogar de Ancianos Enrique Padrós desde 2014 y director y relacionador público del Club Deportivo Arturo Prat. Presidió esa institución entre 2005 y 2010. Además, es secretario de la Junta de Vecinos Pichilemu Centro desde 2017 y socio honorario de la Casa del Discapacitado de la Provincia de Colchagua, San Fernando, desde 2001.

«Mi trayectoria ha sido toda la vida ‘ad honorem’, sin fines de lucro. Todo lo he hecho porque quiero a Pichilemu con mi corazón y mi alma», expresó Olivos, acreedor de varios galardones, los más recientes en 2017 «por su destacada contribución social», entregado por la seremía de Gobierno, y en 2018 como dirigente destacado de Cardenal Caro, conferido por el presidente Sebastián Piñera.

El incansable dirigente busca llegar al Concejo Municipal de Pichilemu para llevar la voz del verdadero pichilemino al lugar donde se concentra el poder local, al lugar donde se toman las decisiones, al lugar donde todo puede cambiar por un mejor Pichilemu. El partido Renovación Nacional ya lo ha confirmado como precandidato. Junto a él estarán Valentín Avilés, Aldo Polanco, Ana Miranda y Sofía Yávar. Para Olivos, el desafío recién comienza. «Espero contar con su apoyo».

INSERTO.