Condenan a homicidas de Graneros a doce y diez años de prisión

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Rancagua condenó a Sandro Enrique Moraga Matamala a la pena efectiva de 12 años de presidio; y a Alberto Esteban Moraga Matamala, Elizabeth Damari Moraga Matamala y Jessica del Pilar Matamala Delgado a penas de 10 años y un día de presidio efectivo, en calidad de autores del delito de homicidio simple. Ilícito perpetrado en julio de 2015, en la comuna de Graneros.

En fallo unánime (causa rol 326-2017), el tribunal –integrado por los magistrados Paola González López (presidenta), Joaquín Nilo Valdebenito y María-Esperanza Franichevic´ Pedrals (redactora)– aplicó, además, a los condenados las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos, y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares, mientras duren las condenas, más el pago de las costas de la causa.

En la causa, el tribunal condenó, además, a Alberto Esteban Moraga Matamala y Jessica del Pilar Matamala Delgado a penas de 61 días de presidio, como autores de los delitos consumados de amenazas no condicionales y porte de arma cortante en lugar público, respectivamente.

Una vez ejecutoriado el fallo, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas de los sentenciados para determinar sus respectivas huellas genéticas e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

El fallo dio por establecido, más allá de toda duda razonable, que en horas de la madrugada del 17 de julio del 2015, la víctima, Manuel Fernando Ramírez Carvajal, llegó a su domicilio y al ser informado por una vecina que unos jóvenes que estaban en una plaza cercana, la habían molestado y agredido, se acercó al lugar para dialogar con ellos. Siendo atacado por los condenados “con golpes de pies y puños, para luego propinarle varias puñaladas en diversas partes del cuerpo, entre ellas una lesión cortopunzante penetrante toraco cardíaca, que provocó una anemia aguda, causando como resultado su muerte en el centro asistencial donde fue trasladado, a las 7:30 horas de ese mismo día, tal como se estampó en el certificado de defunción”.

Venta Publicaciones legales