Tras suicidio de joven y marcha por salud mental, alcalde de Santa Cruz es incapaz de atender peticiones de estudiantes

Mesas de trabajo. Esa es la solución que pretende dar al movimiento estudiantil local el alcalde de la comuna de Santa Cruz, William Arévalo, quien debió obligarse a enfrentarlos tras su irrupción en el recinto consistorial esta mañana.

Los alumnos de diversos establecimientos educacionales llegaron hasta el lugar tras marchar contra la situación actual de descuido de la salud mental de los jóvenes, motivados además por el reciente suicidio de un estudiante del Liceo Santa Cruz.

Arévalo, evidentemente abrumado por la situación, estuvo flanqueado por el director de Educación Municipal y el administrador municipal, quienes no entregaron ningún tipo de solución concreta a las demandas de los colegiales.

La propuesta que realizó es «generar mesas de trabajo con los centros de alumnos, tanto municipales como privados y subvencionados, para buscar medidas que sean el reflejo de su sentir y reales necesidades». También dijo que entregará recursos económicos, sin indicar cómo destinaría tales fondos.