Pichilemu «podría cambiar de fase»: ha aumentado la tasa de positividad y los casos graves con covid-19 - ARCHIVADO

La playa de Pichilemu el pasado domingo
208 casos totales tiene la comuna de Pichilemu hasta ayer, de los cuales 27 se hallaban activos de acuerdo a los registros del hospital, informó el director, doctor Francisco Roa.

«En los últimos días hemos tenido un aumento de consultas por covid-19, con neumonías graves. Antes pasaba mucho que las personas se contagiaban con covid-19 pero casi a nadie le pasaba nada, pero ahora está pasando que son muchos pacientes adultos mayores, con factores de riesgo, que desarrollan neumonía o insuficiencia respiratoria grave. Esa situación se está dando en Pichilemu, tenemos una cantidad importante de camas ocupadas con neumonía grave, con requerimiento de oxígeno», informó Roa.

«Si bien no estamos con una cantidad importante de pacientes que requieran ventilación mecánica, es importante que siempre puede haber una mala evolución clínica. Si bien no hemos tenido una gran cantidad de casos con esa complicación, ahora la conducta es expectante sobre cómo el paciente va tolerando la infección, entonces el llamado a la comunidad es nuevamente a evitar estas visitas a adultos mayores o personas con riesgos», añadió.

El médico informó que «hay una positividad que ha ido creciendo con el tiempo, hace un mes teníamos una positividad muy baja, del 2%, y ahora nos estamos alcanzando el 6%, subimos harto la cantidad de exámenes positivos». Comentando sobre un posible cambio de la comuna en el plan «Paso a Paso», indicó que «las estadísticas la verdad es que, como están ocurriendo ahora, no están muy lejos de aquello. yo no soy quién para tomar esa decisión, pero es más que sabido que estamos en una etapa bastante compleja, donde los números están aumentando, los casos activos están aumentando y por tanto no estamos tan lejos si las estadísticas nos apoyan. Las estadísticas están apuntando a un cambio de fase».

«El llamado principal es a la comunidad a cuidarse, a reforzar los esfuerzos, pero en estos días de fines de enero y principios de febrero reforzarlas aún más, porque por una parte los servicios clínicos estamos experimentando no un colapso, sino que estamos en una capacidad de ocupación importante», añadió.