OBRA PICTÓRICA DEL ARTISTA HUGO CÁRDENAS EN EL CENTRO CULTURAL “AGUSTÍN ROSS”

OBRA PICTÓRICA DEL ARTISTA HUGO CÁRDENAS EN EL CENTRO CULTURAL “AGUSTÍN ROSS”

La obra pictórica del artista Hugo Cárdenas estará presente desde el 8 al 28 Apr 2011 inclusive en una de las salas del Centro Cultural “Agustín Ross” del balneario de Pichilemu. Así lo señala una invitación que nos llega del alcalde pichilemino Roberto Córdova a la inauguración de la exposición.

El acto inaugural está programado para el viernes 8, a las 19.30 horas y están invitados todos los amantes del arte en sus más diversas expresiones.

No está de más decir que si no puede ir a la inauguración, tendrá varios días para ir a apreciar la obra del artista Hugo Cárdenas.

Debemos confesar que no sabemos grandes detalles del artista, su estilo, sus temáticas, aunque por la pintura que viene en la invitación –un aspecto captado del histórico momento del año recién pasado cuando los mineros fueron rescatados- son hechos sacados de la vida real.

Algo indagamos y –aparte de saber que es oriundo de Tomé, de la Región del Bío-Bío- encontramos un fragmento de un amigo o ex amigo, con una impresión acerca de este artista que hoy se presenta en Pichilemu.

“Luego recorrimos su taller, nos mostró las pinturas en las que trabajaba, reproducciones fotográficas de pinceladas gruesas y distorsionadas. Algunas de las que estaban en proceso las ví, mucho más tarde, en el MAC del parque forestal. Le pregunté qué había que hacer para exhibir en el MAC o en Bellas Artes. Me dijo: Simplemente estar en la escena; por ejemplo, tú que eres fotógrafo, mínimo tienes que publicar algo en algún medio, por ejemplo, en la parte de fotografía de la Zona de Contacto o algo así, en algún medio muy establecido. Le dije: Bueno, eso ya lo hice, me publicaron una foto que le tomé a Redolés. Me contestó: Ah, entonces vas bien, sigue así y de repente estarás en esa. Y vaya que tenía razón. Después, mirando con más atención el taller, me gustó una pintura que se llamaba Meeting, estaba enmarcada en pequeño en la pared. Te la regalo, me dijo. Guau, ¿Quién era este tipo, Cárdenas, que vivía así y pintaba asá y me regalaba una reproducción de su pintura? Nos contó acerca de la Galería Metropolitana, de su colectivo en el que participaba su hermana Elena. Sobre pintar en cajas de cartón corrugado. Entraron los Matorral en algún momento, ensayaban en esa vieja casa. No eran los únicos que se aparecían por ahí

Nos despedimos, salimos de noche. Afuera estaba frío. Me fui con mi nueva pintura en el bolsillo. Camino al departamento de República hablamos muy poco con Ángelo. Aullido ya no existe. Ángelo se dedicó a la música, y yo, a la fotografía. Nos vemos de vez en cuando. Después de la visita a Domeyko, nunca más volví a ver a Hugo, salvo en el diario, mencionado en alguna columna y en el DVD de Los Fiskales, en una breve aparición hablando de no sé qué cosa. Seguro que está en alguna Tierra de Marte por ahí pintándose a él mismo como Pepe Antártico o Isidoro”.


Total
0
Shares
Publicaciones relacionadas
error: Content is protected !!