Hermoso rasgo de honradez

«Ayer en la mañana el señor Juan Cáceres Diaz, vecino de Marchigüe, se presentó a encargar a la policía una cartera con trescientos pesos en dinero i documentos de importancia que con ella se le habían estraviado momentos ántes.

Se encargó a la tropa de servicio las indagaciones del caso. Instantes despues una de las clases del Cuerpo de Policía recuperaba el objeto dicho, de manos del conocido comerciante don Toribio Salgado.

He aquí como:

Al pasar frnete a la tienda que posee el señor Salgado, en la avenida Manuel Rodríguez, su honrada sirvienta, Cipriana Jorquera, encontró el dinero i los papeles perdidos dentro de la cartera del señor Cáceres.

Inmediatamente se apersonó a su patron, el señor Salgado, i le entregó el hallazgo.»

«Autonomía» del 15.

Total
0
Shares
Publicaciones relacionadas