Propaganda

Plan del gobierno regional buscará ejecutar 359 proyectos en el secano colchagüino y cardenalino en los próximos ocho años - ARCHIVADO

La intendenta Rebeca Cofré anunció la puesta en marcha del denominado «Plan Zonas de Rezago para el Secano de O’Higgins», que según sus palabras busca «mejorar la calidad de vida» de cinco comunas de la provincia Cardenal Caro y dos de Colchagua.

El plan busca realizar una inversión superior a los 274 mil millones de pesos dentro de los próximos ocho años, beneficiando a las comunas de Lolol, Pumanque, Litueche, La Estrella, Navidad, Paredones y Pichilemu, las que describió Cofré como una «apartada zona».

“Después de un largo estudio se pudieron constatar la necesidades sociales, de infraestructura, en materia de conectividad y otros aspectos de comunas donde muchísima gente vive en la ruralidad y eso habla que en aquellas zonas es donde tenemos que lograr un apoyo mucho más potente, porque son sectores que han estado muy limitados por la falta de recursos”, indicó.

En efecto, las comunas de Cardenal Caro y en menor medida las de Colchagua han sido afectadas duramente por la regionalización impuesta por la dictadura militar en 1976, que designó a Rancagua como capital regional, distribuyéndose principalmente los recursos en el territorio correspondiente a la provincia de Cachapoal. Por esta razón en el último tiempo, y replicando los movimientos de Ñuble y Aconcagua, se ha propuesto la restauración de la antigua región (provincia) de Colchagua para que los colchagüinos y cardenalinos (otrora también colchagüinos) vuelvan a dirigir sus propios destinos.

La inversión prometida por Cofré, aunque bienvenida, no salda ni de lejos la desigualdad provocada por la regionalización y el fuerte centralismo existente no solo en la región del Libertador, sino que en todo el país.