COVID-19

Niña nació en ambulancia durante traslado entre Litueche y Santa Cruz

La matrona Ana María Rivera, las Tens, Mayorie Morales, Marcela Carreño, acompañadas por el chofer Fabián Morales, asistieron un parto de urgencia en el trayecto desde el Hospital de Litueche al establecimiento de salud de  Santa Cruz. La pequeña Florencia Agustina nació en excelentes condiciones de salud, luego de que su madre llegara con trabajo de parto al Hospital de Litueche.

“Quiero dar las gracias al equipo del Hospital de Litueche, en especial a la matrona Ana María Rivera,  a las Tens que me acompañaron en cada momento a mí y a mi bebé, quienes estuvieron pendientes de nosotras en todo momento. Aunque fue repentina su llegada, jamás imaginé que nacería en la ambulancia, una gran historia para contarle a mi hija el día de mañana”, señaló la paciente Lidia Pérez.

Por su parte, la matrona Ana María Rivera, destacó como “todo un éxito el trabajo de parto”, indicando que “durante el trayecto la gestante estaba relativamente tranquila, sin embargo a medida que avanzábamos en el viaje, las contracciones se fueron intensificando. Solicité al chofer que se orillara  y procedimos a la atención del parto y del recién nacido el cual se desarrolló sin accidentes. La paciente en todo momento estuvo muy tranquila, colaborando con el equipo lo que permitió que tuviera un parto sin duda diferente, pero no por eso una mala experiencia. Todo el equipo que estuvimos presentes en todo momento pensamos en el bienestar de la madre y su recién nacido  y que la experiencia fuera para ella gratificante sin importar las circunstancias en sí de su proceso de atención”.

La matrona enfatizó que “sin duda este parto en particular quedará en mi memoria y lo atesoraré como una linda experiencia que se sumará a la ya obtenida en los 22 años de profesión”.

En tanto, para la doctora Andrea Valdés, dijo que “es satisfactorio saber que pese a que las condiciones no fueron las óptimas, la madre y el recién nacido recibieron  atención, pudieron realizar apego y además  se encontraban en buenas condiciones generales al ingreso al Hospital de  Santa Cruz”.

Al igual que ellas, las técnicos paramédicos Maryorie Morales y Marcela Carreño, se mostraron muy satisfechas por el trabajo realizado, señalando que “fue una experiencia muy bonita. Es un orgullo contribuir a traer al mundo a esta hermosa pequeña, lo que sin duda nos engrandece como profesionales de la salud”.