COVID-19

Párroco de Pichilemu deja su cargo tras denuncia en tribunal de familia

La parroquia Inmaculada Concepción, en su inauguración en diciembre de 2015.

El Obispado de Rancagua informó esta tarde que el presbítero Danilo González Aguirre solicitó al administrador apostólico, monseñor Juan Ignacio González, la dimisión del estado sacerdotal tras conocerse una denuncia en su contra en el tribunal de familia.

González Aguirre dice que «debe responder», «debe atender» y la situación se torna «incompatible con su servicio ministetrial».

En consecuencia, el obispo de Rancagua le solicitó dejar la parroquia de Pichilemu a contar de hoy, 25 de septiembre. Su reemplazante será comunicado «próximamente».

«Pedimos a todos orar a la Madre de Dios por nuestra Iglesia diocesana, en especial, por la comunidad de Pichilemu», expresa el Obispado a través de un boletín.

El renunciado párroco ejerció su cargo desde el pasado 5 de enero hasta esta jornada. Anteriormente estuvo al mando de la parroquia de Malloa.