COVID-19

Corte de Rancagua revocó resolución de tribunal de Pichilemu y sobreseyó a mujer detenida en toque de queda

La Corte de Apelaciones de Rancagua se pronunció en contra de la resolución del Juzgado de Garantía de Pichilemu que negó el sobreseimiento de C. P. C. G., residente en la comuna, por infringir el toque de queda para denunciar una violación, que fue acreditada en el hospital local.

El máximo tribunal de la región señaló que la voluntad de la investigada era solicitar el auxilio ante el ataque denunciado, «de lo que deviene que los hechos perseguidos no pueden ser calificados como constitutivos de delito por el cual la imputada fue detenida y respecto de los cuales con posterioridad se decide no perseverar por parte del órgano persecutor penal».

El pronunciamiento cita la convención de Belem do Para, que «proscribe todo tipo de violencia en contra de la mujer basada en razones de género». «No siendo discutido que la intención de la inculpada fue pedir auxilio por el daño sufrido y denunciarlo, la persecución inicial de los funcionarios policiales por el delito pesquisado y el no acoger luego la petición de sobreseimiento definitivo representa una forma de violencia innecesaria en contra de ella y constituye una limitación al acceso a la protección a la ley».