Placillano borracho que atropelló y mató a una mujer, huyendo luego del lugar, fue sentenciado a seis años de cárcel

Juzgado de Garantia y TOP San Fernando.

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de San Fernando condenó a Rodrigo Arturo Celis Huerta a la pena única de 6 años de presidio efectivo, en calidad de autor de los delitos consumados de conducción en estado de ebriedad, causando la muerte, y de un delito consumado de huir del lugar del accidente. Ilícitos perpetrados en junio de 2020, en la comuna de Placilla.

En fallo unánime (causa rol 164-2021), el tribunal -integrado por los magistrados José Antonio Ruiz Stanke (presidente), Daniel Ocampo Rubio y Carlos Pérez Díaz (redactor)- aplicó, además, a Celis Huerta las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena; más el pago de una multa de 25 UTM y de las costas
de la causa.

El tribunal impuso al sentenciado la pena especial de inhabilidad perpetua para conducir vehículos de tracción mecánica. Además, se decretó el comiso del vehículo incautado.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que alrededor de las 18.30 horas del 7 de junio de 2020, «Celis Huerta conducía su furgón marca Peugeot, modelo Partner, placa patente CSYD-33, por el costado derecho del camino público La Dehesa, esto es, por calle Fidel María Palleres de la comuna de Placilla, desempeñándose en la conducción en estado de ebriedad, por lo que no se percató de la presencia y proximidad de la bicicleta que transitaba en el mismo sentido a menor velocidad y que era conducida por la víctima María Isabel Morales Muñoz, colisionándola en la parte posterior con el tercio derecho de la parte frontal de su furgón».

«Como consecuencia de lo anterior, la víctima salió proyectada sobre el capot y parabrisas del móvil, para luego caer y arrastrarse sobre la calzada, resultando con politraumatismo esquelético y visceral, lesiones que le causaron la muerte en el mismo lugar. Tras lo señalado, el acusado huyó del lugar, procediendo a ocultar su vehículo en un inmueble particular, siendo encontrado y detenido horas más tarde por personal policial. En el procedimiento respectivo, al acusado se le practicó prueba respiratoria, que arrojó resultado de 1.44 g/L y posteriormente se le realizó examen de alcoholemia, la que tuvo resultado de 1.72 g/L», añade.