Detienen a adolescente que asaltó a pareja en San Fernando


Durante la tarde de ayer, detectives de la Brigada de Investigación Criminal (BICRIM) San Fernando, acogieron una denuncia a una pareja de pololos que indicaron haber sido víctimas de un robo con intimidación perpetrado por un adolescente que se movilizaba en bicicleta.

Lo anterior, habría ocurrido en circunstancias que la pareja caminaba por la calle Marcelino Champagnat de la capital colchagüina, oportunidad en la que el imputado los habría intimidado con un cuchillo y los obligó a entregar y desbloquear sus celulares para desactivar el GPS y evitar ser rastreado. Del mismo modo, el sujeto les habría robado algunas prendas y amenazado a sus víctimas para que una de ellas efectuara una transferencia de 20 mil pesos a una cuenta rut.

Posteriormente, el personal policial realizó una serie de diligencias, las cuales permitieron dar con la identidad de una mujer, quien sería la dueña de la cuenta rut en la cual fue depositado el dinero de uno de los afectados.

De manera paralela, personal de la Brigada Investigadora de Robos (BIRO) La Serena, se encontraba en San Fernando dando cumplimiento a una orden detención emanada por el Juzgado de Garantía de la nortina ciudad, en contra de un menor de edad que habría pertenecido a una peligrosa y violenta banda de asaltantes serenenses, quien fue ubicado en una vivienda de la Villa Santa Bárbara.

Al ser llevado a la PDI de San Fernando para efectuar el trámite administrativo de la detención, el adolescente de 16 años quiso dar aviso de su detención a su madre, quien se presentó en el complejo policial y, al identificarse en el recinto de guardia llamó la atención de los detectives de la BICRIM sanfernandina, ya que correspondía a la misma identidad asociada a la cuenta rut en la cual había sido depositado el dinero de las víctimas. Asimismo, al observar la ropa que vestía el imputado, advirtieron que algunas de las prendas coincidían con las que habían sido robadas a los denunciantes.

Además de las evidencias que ya pesaban en contra del adolescente, tras revisar su domicilio, habrían sido encontrados los teléfonos celulares que arrebató a los denunciantes, hecho que fue informado al fiscal de turno, quien dispuso que fuese puesto a disposición del Juzgado de Garantía de San Fernando por la orden de detención que pesaba en su contra y por el delito flagrante de robo con intimidación, tribunal que decretó su internación en Centro de Internación Provisoria para menores, ubicado en Graneros.