COVID-19

Laguna Topocalma pronto formará parte de un nuevo Santuario de la Naturaleza

La laguna y borde costero de Topocalma y Puertecillo, ubicado en la comuna de Litueche, pronto formará parte del Santuario de la Naturaleza (SN) «Piedra del Viento», convirtiéndose en la segunda Área Protegida que resguarda un ecosistema costero–marino en la provincia Cardenal Caro, siendo el primero el Santuario de la Naturaleza Bosque de Calabacillo de Navidad en 2013.

Esta iniciativa forma parte del Plan Nacional de Protección de Humedales 2018 -2022 del Ministerio del Medio Ambiente, cuyo objetivo central es proteger la biodiversidad y los servicios ecosistémicos en áreas de valor ambiental, en este caso humedal, a través de la creación de un área protegida que garantice su conservación y gestión a largo plazo.

El sector en el que se emplazará el SN, es un área en el cual confluyen distintos ecosistemas (costero, marino y terrestre), lo que configura un paisaje característico y a su vez representativo de Chile Central, condición que releva su valor para la conservación de especies y la preservación de la naturaleza.

Su protección reviste de importancia, ya que, el lugar constituye el hábitat de diversas especies, siendo una zona de descanso, refugio, alimentación y de reproducción de avifauna acuática y costera, tales como el Flamenco chileno, Chercán de las vegas, siete colores y Pidencillo.

En el sector costero se encuentran varias localidades donde se observaron especies en estados de amenaza, como el Cisne de cuello negro y el cisne coscoroba, además se ha registrado la presencia de especies endémicas, tanto de anfibios y reptiles, que conforman poblaciones naturales de baja densidad.

El Seremi del Medio Ambiente, Rodrigo Lagos, sostuvo que “la biodiversidad de los humedales tiene un gran valor ambiental y social que debemos proteger, en eso concentramos nuestros esfuerzos y la creación de un nuevo santuario de la naturaleza para nuestra región, será un hito relevante ya que estaremos resguardando especies amenazadas, la cultura pesquera y de recolección alguera local, también la biodiversidad marino costera, sus dunas, la laguna costera de Topocalma, así como, la rompiente de ola apta para la práctica deportiva”.

En ese sentido, el lugar presenta una amplia oferta y potencial de servicios ecosistémicos que beneficia a las comunidades: alta productividad biológica, protección costera, oferta de alimentos, recreación y turismo, entre otros.

“El Plan Nacional de Protección de Humedales 2018-2022, busca contribuir a detener la pérdida y degradación de estos valiosos ecosistemas de nuestro país, con el objeto de proteger la biodiversidad y los servicios ecosistémicos en áreas prioritarias de humedales, mediante la creación de categorías de áreas protegidas que garanticen su conservación y gestión a largo plazo”, agregó el Seremi.

Esta iniciativa cuenta con apoyo e involucramiento de sindicatos de pescadores, Fundación Rompientes y actores locales, quiénes en 2019, ingresaron el expediente de solicitud para creación del santuario, el cual, se encuentra a la espera de aprobación por parte del Consejo de Ministros para la Sustentabilidad.