COVID-19

Comisario de Carabineros de Pichilemu entrega versión sobre detención de mujer declarada como ilegal

El comisario Ítalo Roco.

Esta tarde, el comisario de Pichilemu, Ítalo Roco, se refirió a los hechos reportados recientemente en el sentido que una mujer que fue violada resultó detenida por infringir el toque de queda.

Debido a su extensión, transcribimos textualmente los dichos del policía:

«Buenas tardes, efectivamente carabineros de la Tercera Comisaría de Pichilemu, el día lunes 6 de julio a eso de las 4:30 horas aproximadamente, y tras recibir un llamado telefónico al nivel 133 en la cual un recurrente señalaba que en su domicilio había una persona merodeando y tocando los vidrios de su domicilio, solicitando la concurrencia del personal.

Una vez se trasladan al sector de Quebrada del Nuevo Reino, llegando al lugar Carabineros constata la existencia de una mujer de aproximadamente 40 años, la cual evidentemente se encontraba bajo los efectos del alcohol, y al proceder a entrevistar a la víctima, en este caso a la persona que llama al nivel 133, se constata efectivamente lo anteriormente indicado en el sentido que esta persona estaba desorientada, no era del lugar, y se encontraba en un horario, todos sabemos que estamos en un estado de excepción constitucional donde se encontraba infringiendo el toque de queda.

A raíz de esto, y al no establecer el personal los motivos por los que esta persona se encontraba en dicho sector, más aún sumado a ello el hecho de encontrarse ebria, fue notificada su detención conforme al artículo 318 del Código Penal que más que nada por el tema de infringir el toque de queda.

A esta persona se le traslada desde ese sector al servicio de Urgencia del hospital local, con el objeto de constatar sus lesiones sin pasar por el cuartel de la tercera Comisaría de Carabineros, sino que directamente al hospital, y a eso de las 6 de la mañana, mientras era atendida en el servicio de urgencia y al recuperar la lucidez, obviamente, esta mujer señala al personal haber sido víctima de violación, cambiando radicalmente el procedimiento en ese momento, toda vez que nosotros al tomar conocimiento en ese preciso instante que esa mujer señala haber sido víctima de violación, nuestro personal se comunica en forma inmediata con el fiscal a quien anteriormente ya se le había dado cuenta respecto a la detención de esta mujer, y se le informa al fiscal que ella había señalado ser víctima de violación.

Ante esto, Carabineros en forma inmediata, no es cierto, se activa el protocolo correspondiente a un delito sexual, al igual que el servicio médico en este caso del hospital de Pichilemu, y por disposición del fiscal se determina que la Brigada de Delitos Sexuales de Rancagua se constituya a objeto de tomar este procedimiento en forma integral tanto en la ejecución como en la investigación del mismo, hecho por el cual Carabineros informa a la PDI para su concurrencia, y también solicita instrucciones al fiscal de turno para que se pronunciara relativo a la detención por el toque de queda, y en su efecto, eventualmente la libertad de esta persona. Pues bien, el fiscal determina que esta persona continúe detenida y pase a control de detención a las 10 de la mañana.

Quiero dejar en claro que esta situación pasa exclusivamente por instrucción del Ministerio Público, y que Carabineros como auxiliares de la Fiscalía, debemos acatar esta instrucción. Es por ello que una vez que esta mujer fue dada de alta, posterior, a eso de las 9:30 horas, se traslada al cuartel policial sin ingresar a los calabozos y es puesta a disposición del tribunal por videollamada para su control de detención, quedando posteriormente en libertad.

Ahora bien, hay publicaciones que señalan que Carabineros no prestó auxilio a la víctima. Nosotros en el momento de detener a esta persona, sin saber que había sido supuestamente violada, toda vez que se supo dos horas después, a las seis de la mañana cuando ella recién lo dijo en el hospital, Carabineros igual la auxilia, porque nosotros la tomamos, la trasladamos en nuestro furgón policial directamente al hospital local para ser atendida. O sea, siempre nuestra institución va a velar por la integridad física, ya sea de los detenidos, de las víctimas o cualquier persona en nuestro país.

Así que ese es el procedimiento policial que se adoptó, ahora es materia de investigación, está en manos de la Policía de Investigaciones. Los antecedentes relativos a los hechos que originaron la supuesta violación, toda vez que esto es materia de investigación, está a cargo de la Brigada de Delitos Sexuales de Rancagua».