COVID-19

Deportes extremos en medio de una pandemia mundial

Es increíble que haya que explicar por qué en medio de una pandemia mundial, es decir en medio de una “enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región” (según la RAE), no se deba permitir por parte de la autoridad la práctica de deportes grupales o extremos como lo es, aunque a muchos se les olvide, el surf. ¡Pero si me meto solo al mar con mi tabla y traje, no tengo contacto con nadie, en un pueblo donde apenas hay 14 casos! ¿Por qué no puedo? ¿Aaaaaah? Yo te lo voy a explicar…

N°1 ¡Empatía! Ponerse en los zapatos del otro, Chile atraviesa una emergencia nunca antes vista, estamos en medio de una “pandemia mundial”, si eso no te sensibiliza y eres un indolente, es decir una persona que no se afecta o conmueve, te cuento que en Chile están muriendo casi 100 personas diarias, es decir casi 100 familias pierden ayer, hoy, mañana y por las próximas semanas a un ser querido, ¿tú tienes seres queridos? Pues bien, mientras llamas la atención con tu terrible preocupación de no poder practicar el surf, 100 familias están enterrando a sus seres queridos.

N°2 Lo dicho en un comienzo, el surf es un deporte extremo. Si ocurre algún accidente mientras lo practicas tendrás que recurrir a servicios de emergencia que están colapsados, es decir en una situación extrema, podrías morir esperando una ambulancia que te traslade, sencillamente porque ésta no podría estar disponible. Y en nuestro modesto hospital ya existen 6 personas hospitalizadas por el virus, si necesitan traslado a un hospital de mayor complejidad tu ambulancia no estará disponible.

N°3 Porque los especialistas lo dicen. A propósito del colapso de los hospitales, el personal de salud, “la primera línea de esta emergencia”, los que están dando la vida por los enfermos, nos han pedido algo tan sencillo como que nos quedemos en casa, por su esfuerzo, por poner en riesgo su vida, ¿no valdría la pena hacerles caso? ¿O acaso sabes más tú que el personal de salud?

N°4 ¡Individualismo! La situación económica que vivimos es dramática y lo será aún peor, la economía decreció casi un 15% en el mes de abril (según el IMACEC), es decir, para que lo entiendas de manera más gráfica, ¡hay personas que están pasando hambre! Pero claro, tu preocupación es meterte al agua, pues bien, te cuento que en tu pueblo existen comunidades que se han organizado a punta de esfuerzo para hacer ollas comunes, te cuento que las ollas comunes son para esas personas que fruto de la pandemia y del consecuente desplome de la economía no tienen para comer, te cuento que no he visto a la organización de surfistas locales remando para levantar su propia olla común. Te cuento que si lo hicieran, varios sintonizaríamos un poco con su demanda de vuelta del surf.

N°5 ¿Que se abra el surf solo para los locales? Pichilemu estuvo alrededor de dos meses sin casos confirmados, todo no gracias a las autoridades, ya que al poco tiempo que Carabineros y militares se hicieran con el control de las fronteras (por así decirlo), llegaron los primeros casos, sino que gracias a quienes ejercieron un control territorial autónomo. Ahora bien, ¿le vamos a dar la fiscalización de si tal o cual personaje que se mete al mar es o no local a esa misma autoridad que solo parece llegar con premura ante un atisbo de desorden afuera de la empresa privada CGE? Si no pudieron controlar de forma eficiente un par de entradas, ¿le vamos a dar más trabajo para que se ocupen de fiscalizar a los surfistas?

N°6 En base a lo anterior y como capital del surf, debemos dar el ejemplo. Está prohibido que personas vengan a su segunda vivienda. Sabemos que la autoridad no podrá y tampoco debe (porque hay miles de cosas más importantes) ocupar su tiempo en fiscalizar si los surfistas que están en el mar son o no locales. Entonces, ¿cuántos se motivarán con la apertura del surf a venir a pasar la cuarentena a su segunda vivienda? ¿Cuántos podrían venir contagiados? Claro, quizás no van a contagiar en el mar, pero sí en el supermercado, farmacia, etc.

N°7 El virus está aparentemente controlado en nuestra ciudad. Las cifras hablan de que 8 de los 9 casos están de alta, por lo cual es esta una razón que habla por sí sola, para mantener el “status quo” hasta que pase el periodo de emergencia.

N°8 ¡Salud! Claro que los deportes son esenciales para la salud, claro que el surf no es un delito, claro que fue desproporcionada la persecución de los surfistas en Punta de Lobos, pero si nos abrimos al surf, ¿cuántos otros deportistas de otras disciplinas se van a sentir en libertad de practicar su especialidad? Si hasta los deportistas profesionales están parados, realizando entrenamientos solo en sus casas, ¿por qué tú no puedes?

N°9 Porque las olas y el mar seguirán ahí. Son solo unos meses de para, vean videos, fortalezcan su estado físico, sean empáticos con la situación extrema que afronta la humanidad.

N°10 La falacia de que si todos lo hacen, por qué yo no. Las falacias hablan por sí solas, pero bien, si todos hacen una conducta negativa, esta no será menos reprochable por el hecho de que todos la realicen. Muy por el contrario, como dijimos, como capital del surf debemos dar el ejemplo y, si estamos salvando (hasta ahora) como ciudad y región, debemos seguir redoblando los esfuerzos, ¿o vamos a esperar estar como Santiago para tomar las precauciones?

N°11 ¡Fraternidad! Porque no se vio como organización de surfistas hacer ninguna intervención, protesta o manifestación post 18 de octubre. Entonces, ¿cuando se afecta su feudo sí y cuando se afecta el país no?

Un especial saludo a los amigos surfistas conscientes con todos los seres humanos.