COVID-19

Caso de COVID-19 en Pichilemu debió ser llevado a hostal sanitario por amenazas de vecinos

La persona confirmada con COVID-19 durante esta jornada en Pichilemu debió ser trasladada a un hostal sanitario, por gestión conjunta del fiscal Rodrigo Troncoso y el hospital local.

El caso corresponde a una mujer de 41 años, residente en la comuna y que vive sola con su marido. Hace unos quince días viajó a Rancagua para visitar unos familiares, y allá fue contagiada por paciente sospechoso que se hallaba en aislamiento.

Tanto la mujer como su marido fueron trasladados a un hostal sanitario fuera de la comuna debido a las amenazas que recibieron de vecinos y a través de redes sociales por parte de otros pichileminos. El rumor del contagio corrió como polvorín ayer por la tarde debido a la acción de personas irresponsables.

De acuerdo a fuentes del hospital, se han realizado seis exámenes de PCR para confirmar si existen más contagios relacionados a la paciente cero de Pichilemu.

En el punto de prensa de esta tarde, el director (S) del Servicio de Salud, Fabio López, comentó con dudas el asunto ocurrido en la capital cardenalina. Primero, López señaló que en Pichilemu no habían casos, siendo rápidamente corregido por la seremi de Salud, Daniela Zavando, quien le hizo presente que recién se había confirmado un caso en la comuna.

«No tengo información de eso, la verdad es que no tenemos información oficial sobre casos en Pichilemu», dijo antes de ser interrumpido por Zavando, añadiendo después que «no ha habido notificación respecto al uso de residencia sanitaria. Es lo que le puedo informar porque esto es lo oficial», dijo López.