Créditos hipotecarios y la pandemia del COVID-19

Francisco Ravanal González, Seremi de Vivienda y Urbanismo Región de O’Higgins

Estamos viviendo tiempos difíciles, en los que preocuparse por los demás es fundamental para derrotar la pandemia del Covid 19.

Mientras algunos han decidido acatar cada una de las recomendaciones del Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, como mantenerse en sus hogares y realizar una cuarentena opcional, otros, como algunas grandes empresas, han puesto a la comunidad como su mayor interés.

Es así, como los bancos Estado y BCI, anunciaron la postergación por seis meses del cobro de créditos hipotecarios sin intereses asociados a sus clientes. Medida que no nos queda más que aplaudir e instar al resto de las entidades bancarias a brindar este tipo de facilidades para disminuir las preocupaciones que hoy en día cientos de familias chilenas tienen.

Esta medida es algo que celebramos, ya que muchos de nuestros beneficiarios han podido optar a la compra de su vivienda con un subsidio del Estado más un crédito hipotecario. Es decir, son más de 80 mil familias a lo largo del país que podrían verse beneficiados por esta facilidad si toda la banca adoptara esta modalidad, que se suman a las ya entregadas por nuestro Ministerio.

Entre las opciones que barajamos como institución está el Seguro de Cesantía, el cual se podrá ocupar en caso de que los trabajadores dependientes pierdan el empleo o para aquellos trabajadores independientes sufran alguna incapacidad laboral. Esta alternativa cubre el pago de seis meses del dividendo, pudiendo aplicarse nuevamente la cobertura si el asegurado vuelve a caer en situación de desempleo involuntaria o de incapacidad temporal luego de seis meses de haber mantenido un trabajo.

De igual manera está el Pago Oportuno, que rebaja entre un 10 y 20 por ciento el dividendo mensual de los beneficiarios de subsidios que están al día con sus pagos.

Por ahora, mantendremos los beneficios ya dispuestos por nuestro Ministerio, porque el bienestar de las familias es nuestra mayor preocupación, pero también hacemos un llamado a las instituciones financieras para que en este momento sean solidarios con aquellos que más lo necesitan.

Autor entrada: Redacción

Avatar