Militares del Regimiento Colchagua salieron a repeler con armas a una «turba vandálica»


En horas de la tarde de ayer, un grupo de manifestantes que transitaba por la calle donde se encuentra el regimiento Colchagua, en la ciudad de San Fernando, atacaron con piedras y palos el cuartel militar, lo que motivó una inmediata respuesta de los uniformados contra quienes ellos llaman una «turba vandálica».

En un registro difundido en redes sociales se aprecia cómo militares, premunidos con armas, salieron a enfrentarse con los manifestantes.

El regimiento emitió un comunicado en que expresó que los manifestantes (a quienes califica como «turba»), «sin mediar provocación alguna», atacaron el cuartel con diferentes objetos, causando la destrucción de algunos ventanales. Ante ello, dice el cuartel, «de inmediato fueron puestos en ejecución los procedimientos de reacción institucional establecidos, que incluyeron empleo de armamento de entrenamiento, no letal, y la salida de un equipo de reacción a las inmediaciones del cuartel».

Esta acción, dicen, se hizo «con la finalidad de repeler la agresión descrita y de esta forma resguardar al personal, infraestructura, equipamiento y bienes públicos entregados por el Estado para el cumplimiento de las tareas que la Constitución asigna al estamento militar».

«El Ejército de Chile nuevamente señala su más enérgica condena y rechazo a este tipo de ataques injustificados y reitera la firme convicción de brindar la debida protección a cada uno de los cuarteles militares del pais», expresaron.

Autor entrada: Redacción

Avatar