Bomberos de Cáhuil recibieron terreno fiscal para su futuro cuartel

Fue fundada hace dos décadas bajo el lema de “voluntad y sacrificio”, sentido principal que, el pasado viernes, resonó con especial orgullo para la institución. Y es que la Segunda Compañía de Bomberos de Cáhuil, en Pichilemu, emprendió un nuevo comienzo, con la entrega en concesión de un terreno fiscal que constituye el primer paso para edificar su anhelado cuartel, centro de operaciones que durante años ha funcionado en un espacio reducido, tanto para aparcar sus vehículos de emergencia como para realizar sus acciones de trabajo diarias.

“En cada una de las seremías del país se está haciendo un trabajo fuerte para recuperar inmuebles, utilizados de manera irregular o ilegal, a través de la ‘Operación Rescate’. El segundo paso es darle un buen uso a esos inmuebles y entregar este terreno a la Segunda Compañía de Cáhuil es un ejemplo de ello. Este nuevo espacio permitirá a los voluntarios tener un mejor espacio para su desarrollo, de manera de poder construir allí su cuartel general”, afirmó el ministro de la cartera, Felipe Ward.

La entrega del nuevo terreno cedido por Bienes Nacionales, y que consta de una superficie de 1.486 metros cuadrados, constituye una Concesión de Uso Gratuito a cinco años, renovable en miras a su extensión a largo plazo una vez que el proyecto esté en ejecución, de manera de apoyar el desarrollo de su labor.

“Este terreno viene a cubrir un requerimiento esencial, ya que se encontraban funcionando en un espacio que no superaba los 180 metros cuadrados (…) Para nosotros es fundamental la vida de cuartel porque es donde los bomberos están atentos a recibir el llamado, así que con este traspaso van a concretar ese esperado sueño”, precisó el Presidente Regional de Bomberos, Juan Carlos Field.

En este sentido, el seremi Christian Villegas, indicó que “este es el resultado de un trabajo mancomunado para garantizar una mejor operatividad para bomberos de Cáhuil. Este espacio estaba siendo subutilizado y junto al director regional de vialidad, llegamos al acuerdo de dividir el terreno para entregarles más metros cuadrados a la Segunda Compañía. Hoy día son más de 20 voluntarios los que constituyen esta institución y esto motiva aún más su trabajo, para que pueda crecer su familia bomberil, con mejores condiciones para el servicio que prestan a la comunidad”.

Autor entrada: Redacción

Avatar