Dos curas sobreseídos en el caso La Cofradía

Juzgado de Pichilemu.
El Juzgado de Garantía de Pichilemu decretó hoy el sobreseimiento de dos sacerdotes, ordenó extender las diligencias contra otro par, y decidió no perseverar con la investigación en contra de otros dos religiosos, esto en el marco del denominado caso La Cofradía, que fue destapado por un reportaje de Canal 13 el año pasado.

Los sacerdotes Freddy Gorigoitía (expárroco de El Manzano) y Óscar Zúñiga (Sagrado Corazón de Las Cabras) fueron sobreseídos por el juez Sebastián Bravo, porque «los hechos no serían constitutivos de delitos, y efectivamente al darle traslado al Ministerio Público, no hubo oposición» a la petición de la defensa.

El magistrado de la capital de Cardenal Caro expresó que, en el caso de los sacerdotes Pablo Donoso y Donoso, expárroco de Pichilemu, y Héctor Fuentes (Peumo), la Fiscalía se opuso a que ellos fueran sobreseídos por tener la convicción de que estos sí cometieron hechos «constitutivos de delitos», pero durante la investigación no se lograron reunir suficientes pruebas en su contra, por lo que se decretó una orden de no perseverar que no fue opuesta por la defensa de los acusados.

Respecto a los sacerdotes Cristian Catalán y Luis Rubio (Paredones), se rechazó de plano el sobreseimiento definitivo porque el 17 de junio recién pasado el Ministerio Público recibió declaraciones que serían pruebas de hechos delictuales, «por lo tanto amerita continuar con la investigación y seguir con esta causa», dijo el juez Sebastián Bravo.

Autor entrada: Redacción

Avatar