Estafador de Pumanque y Chimbarongo fue condenado a pagar multa de nueve millones

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santa Cruz condenó a Beimar Marín Villa a 3 años de presidio, con el beneficio de la remisión condicional de la pena, y al pago a beneficio fiscal de una multa de 15 UTM (unidades tributarias mensuales), en calidad de autor del delito consumado de estafa. Ilícito perpetrado en noviembre de 2016, en las comunas de Pumanque y Chimbarongo.

En fallo dividido (causa rol 49-2018), el tribunal –integrado por los magistrados María Angélica Mulatti (presidenta), Piedad del Villar Domínguez y Rodrigo Gómez Marambio (redactor)– aplicó, además, a Marín Villa la accesoria legal de suspensión de cargo u oficio público por el término de la condena; más el pago de las costas de la causa.

Asimismo, el tribunal acogió la demanda civil de indemnización de perjuicios interpuesta, condenando a Marín Villa a pagar a las víctimas $5.000.000 (cinco millones de pesos) y $4.000.000 (cuatro millones de pesos), más los intereses y reajustes correspondientes, respectivamente.

La pena sustitutiva de remisión condicional deberá cumplirla el condenado bajo la sujeción, observación y asistencia de Gendarmería, por el mismo lapso de la condena.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que en noviembre de 2016, “en circunstancias que la víctima Carmen Gloria León Ferrada se encontraba en su casa del campo ubicada en el sector Ranquilhue de la comuna de Pumanque en compañía de su pareja Luis Orlando Pérez Lizama, se encontraba también en ese lugar el acusado Beimar Marín Villa, quien supuestamente poseía poderes sobrenaturales y espirituales, el que a esa fecha estaba tratando a Pérez Lizama por su adicción al alcohol con diversas pócimas, tratamiento por el cual la víctima le pagó la suma aproximada de $2.450.000”.

Autor entrada: Redacción