Nutricionista llama a regular consumo de dulces en Halloween

Halloween es sinónimo de fiesta, disfraces y diversión, sin embargo, también es una jornada en la cual los niños esperan ansiosos salir con sus padres para pedir dulces. Esto último se transforma en un gran dolor de cabeza para los progenitores, ya que deben controlar el consumo excesivo de dulces. Para ello existe una serie de recomendaciones y cuidados para prevenir el alto consumo de dulces y azúcares refinados durante la noche del 31 de octubre.

Para la nutricionista del Hospital de Peumo, Nayadeth Guerrero, el consumo de dulces está permitido, pero sin caer en los excesos  “el alto consumo de dulces en Halloween genera hiperactividad en los niños. Por tanto, al momento de comprar o elegir dulces para regalar en Halloween, una buena opción es preferir alternativas saludables, como frutos secos, snacks de manzanas deshidratadas, frutas, mini jaleas hechas en casa, galletas caseras, etc. También se pueden tener otras cosas para obsequiar, como sorpresas de cumpleaños con motivos de Halloween”.

Guerrero prosiguió señalando que “para los menores se recomienda un consumo diario de 5 cucharaditas de azúcar (100 calorías) lo que equivale a 25 gomitas de oso. Otra alternativa más saludable son los chocolates con alto porcentaje sobre un 65% de cacao, porque el resto tiene mucha cantidad de mantecas vegetales, leche entera, lo cual entrega solo grasa de mala calidad”, enfatizó.

Además, la profesional recomienda que “los papás deben poner atención a que los caramelos estén bien envueltos y en buenas condiciones, y preferir aquellos que no vengan con chicle en su interior. Otra alternativa antes de salir a pedir dulces es hacerlo con sus estómagos saciados, para evitar que el consumo de golosinas sea en exceso”, indicó.

Recomendaciones
-Explicar a los pequeños que los dulces son sólo para ocasiones especiales. No debe ser un hábito comerlos a diario, por lo que se sugiere dividirlos en porciones de 2 o 3 y hacer paquetes para diferentes días. Lo que sobra se puede regalar, pero no guardar en la casa.
-Es fundamental dar el ejemplo como adultos y comer dulces con moderación.
-Antes de salir a buscar los dulces es aconsejable dar a los niños su comida, para que se sientan satisfechos y disminuyan las ganas de probar golosinas.
– Preferir chocolates con alto porcentaje de cacao, porque el resto tiene mucha cantidad de mantecas vegetales, leche entera, lo cual entrega solo grasa de mala calidad.
-Revisar bien las etiquetas antes de comprar dulces y ver cuántos sellos contienen.
– Antes de salir a pedir dulces es hacerlo con sus estómagos saciados, para evitar que el consumo de golosinas sea en exceso.
-Reemplazar los dulces o disminuir su consumo preparando brochetas de frutas que incluyan algunos malvaviscos, para así no eliminar por completo las golosinas, pero sí producir mayor saciedad.
– Elaborar en casa sus propios dulces con ingredientes más saludables y a la vez hacerlo más divertido para los niños.

Autor entrada: Redacción