Ni perdón ni olvido: alcalde de Pichilemu, el mismo que hoy reclama contra Essbio, les regaló el alcantarillado

Hay payasos que no necesitan ponerse la nariz roja y una peluca colorida para demostrar que son payasos, así como hay personas que caen ilusas, ingenuas ante unas palabras bonitas de esos mismos payasos que se las dan de héroes pero que no salvan a nadie.

Ayer, varios dirigentes del comercio y turismo de Pichilemu, acompañados por el alcalde seudo-socialista de Pichilemu, Roberto Córdova Carreño, presentaron un oficio a la Superintendencia de Servicios Sanitarios y la Fiscalía Económica reclamando contra los cobros excesivos que la empresa sanitaria Essbio ha fijado para el retiro de aguas servidas en los domicilios. Pichilemu es una comuna que tiene un 60% de cobertura del servicio de alcantarillado; el resto debe pagar por el retiro de las aguas servidas. Según aseguraron los dirigentes, mientras antes los vecinos afectados debían pagar 30 mil pesos para la extracción de una camionada de aguas servidas, hoy deberán pagar 120 mil.

El compañero Córdova hoy califica como una “locura” las acciones de Essbio, la misma empresa a la que ayer sobaba el lomo y les entregaba en bandeja el alcantarillado de la ciudad, so pretexto de mejorar el servicio con la instalación de una planta de tratamiento de aguas servidas. A años de eso, pocas mejoras han habido, pero los ricos se han hecho más ricos gracias a los bolsillos de los pichileminos y el entreguismo de un reaccionario y pro-maltrato animal. Muchas de las organizaciones sociales afines al gobierno local se mantienen silentes, porque seguramente si se pronuncian no les darán subvenciones.

¿Cuál es el rol del ciudadano común? Rechazar enérgicamente la arrogancia y la hipocresía de la autoridad que se debe al pueblo y debe rendir cuenta por sus acciones. Después de mandarse los “condoros”, esos payasos bandidos hoy hacen el loco. Ni perdón ni olvido.

Autor entrada: Diego Grez Cañete

Diego Grez Cañete
Director del diario El Marino. Autor de cuatro libros, entre ellos "Colchagua en desconcierto" (próximo a publicarse). Twitter: @grezcanete