Curas de la provincia Cardenal Caro, denunciados por presuntos abusos, solicitaron antecedentes al Ministerio Público

La Parroquia Vírgen de las Nieves de Paredones, en 1999.
Los suspendidos curas párrocos de Paredones y Pichilemu, Luis Rubio y Pablo Donoso y Donoso, han optado por los servicios de defensores públicos de cara a las diligencias realizadas por la Fiscalía Regional de O’Higgins, en el marco del caso “La Cofradía”.

Los hechos denunciados por el programa “Contacto” de Canal 13 son motivo de investigación del fiscal Emiliano Arias, y los representantes de Donoso y Rubio solicitaron una audiencia “de cautela de garantías” al tribunal de Pichilemu, desarrollada hoy al mediodía, pidiendo al Ministerio Público acceso a los antecedentes de la investigación.

La petición de los religiosos fue acogida por el Juzgado de Pichilemu, lugar al que acudieron los ya citados Donoso y Rubio, quienes tras finalizar la cita se retiraron a la casa parroquial.

Autor entrada: Redacción