“La capital del surf y del silencio”: cura de Pichilemu es vergüenza internacional; BBC aniquila al suspendido párroco

El cura párroco de Pichilemu, Pablo Donoso y Donoso, en diciembre del 2014. Foto: Archivo El Marino.
Hoy, el portal de noticias de la BBC de Londres publicó un extenso reportaje sobre las denuncias sobre una red de prostitución y abuso de menores en “los remotos pueblos” de Las Cabras, San Vicente de Tagua Tagua, Peumo, Pichilemu y Paredones.

El medio inglés recorrió todas estas localidades, buscando antecedentes sobre la controversia y entrevistándose con vecinos que se mostraron esquivos o incluso desconfiados al hablar sobre los sacerdotes, “por miedo” a que éstos tomen medidas en su contra. “Ni en Pichilemu ni en ningún otro pueblo quieren hablar sobre los religiosos investigados a rostro descubierto. ‘¿Me está grabando?’, pregunta reiteradamente una mujer con la que conversamos. ‘No’. ‘No les crep’, insiste. Sólo confía una vez que apagamos los teléfonos y le mostramos que en los bolsos no hay grabadoras”.

La publicación incluye un capítulo completamente dedicado a los hechos de la parroquia de Pichilemu, dirigida desde el año 2005 por el cura Pablo Donoso y Donoso, hoy suspendido de sus funciones. “Conocido internacionalmente por sus olas perfectas para el surf, la vida en Pichilemu más allá de la primavera y el verano es tranquila. […] Sus habitantes se conocen y su párroco está en la lista de la red investigada”, dice el artículo. Una pichilemina entrevistada por la BBC, quien no entregó su identidad por miedo a represalias, aseguró que “ya no me gusta la iglesia, el cura es como patrón de fundo, anda siempre hablando que tiene plata y conoce a pura gente influyente”.

La parroquia Inmaculada Concepción, en su inauguración en diciembre de 2015.
El portal británico manifiesta sorpresa por el moderno templo de San Andrés de Ciruelos, localidad “muy querida por el sacerdote”. “A Ciruelos se llega por un camino rural y sus casas están esparcidas a través de esta ruta. No hay plaza ni centro social. […] Nos topamos con algo que llama la atención: una moderna iglesia en medio del bosque. En el templo de San Andrés caben alrededor de doscientas personas, el doble de la población de Ciruelos, según datos de la Municipalidad. Con forma de casa patronal, también fue reconstruido tras el terremoto con un costo de 100 millones de pesos (unos 153.000 USD). Fue financiado por el Ministerio de Cultura, la municipalidad de Pichilemu y donaciones. A su inauguración en 2012 fueron ministros, senadores y líderes locales. ¿El anfitrión? El padre P”, refiriéndose al cura Donoso. “Pero lejos de la parafernalia, en un día de semana de otoño, los únicos que se ven alrededor de la iglesia son una pareja que para su auto para sacarse fotos en el inmenso parque ubicado frente a la casa patronal, y el equipo de BBC Mundo”.

Un nuevo pasmo para los periodistas de la BBC fue enterarse que, “para tanta pomposidad, resulta curioso que los parroquianos de Pichilemu no tengan dónde enterrar a sus muertos. ‘Te cobran, el cementerio es de la Iglesia y si no tienes cómo pagar te dicen que no lo entierran’, cuenta una mujer en las cercanías del templo. […] ‘Una vez hubo un indigente sin familia y el cura nos dijo que había que conseguirse la plata, si no, no lo enterraba’. […] Es un secreto a voces, pero nadie se queja por miedo a las represalias”.

Otra vecina dice que Donoso y Donoso “es amo y señor en el pueblo, que tiene muchos contactos, que era cercano a un juez histórico del pueblo, pero que ya no está”, tal vez refiriéndose al ex-juez Rodolfo Moreno, el único magistrado de Pichilemu que fue contemporáneo de Donoso. “‘No me vayan a nombrar, que después la agarra con mi familia’, insiste la mujer”.

Autor entrada: Redacción