‘Round’ entre senador Letelier y autoridad regional de salud: “Hospital de San Fernando nunca fue priorizado por la administración anterior”

Frontis del hospital de San Fernando
Críticas cruzadas han surgido en los últimos días entre el senador por la región de O’Higgins, Juan Pablo Letelier (PS), y el Servicio de Salud, en torno a una eventual inversión en el Hospital San Juan de Dios de San Fernando.

El lunes, el parlamentario pidió explicaciones sobre la no incorporación del centro hospitalario en las prioridades de inversión de salud, anunciadas recientemente por el Gobierno Regional. “Todos sabíamos que la priorización existente desde hace años era: San Fernando, San Vicente, Rengo y Pichilemu… en ese orden… y resulta que San Fernando se cayó, que alguien explique con qué criterio tomaron esta decisión. Aplaudo la inversión en salud, pero hay que hacerlo de forma seria y responsable”, expresó Letelier.

El socialista, a través de un comunicado, informó que realizó un recorrido por el Hospital de San Fernando, junto a dirigentes regionales de FENATS, el que “le permitió constatar las serias debilidades en infraestructura del recinto, la falta de espacios laborales adecuados para sus trabajadores -administrativos, técnicos y profesionales-, la escasa modernización en las herramientas administrativas de relevancia para los usuarios (fichas médicas apiladas en el suelo); la carencia de elementos esenciales para la atención de pacientes, especialmente en el área de urgencia; la importante brecha de personal médico y una serie de otros elementos”

Letelier indicó, además, que la región contaba, desde hace años, con un plan histórico que siempre incluyó la regularización del Hospital de San Fernando, lo que hacía aún más difícil comprender las nuevas determinaciones que, a su juicio, “parecieran no responder a estudios ciertos y rigurosos; sino que más bien a decisiones de tipo políticas, de parte de personas que no cuentan con las capacidades idóneas, para tareas como éstas”.

Respondiendo las palabras del senador, salió al paso el director (S) del Servicio de Salud de O’Higgins, Claudio Castillo, quien aseveró —también a través de un comunicado— que “existe una desinformación de quienes señalan que la normalización del hospital llevaba años priorizada; lo anterior obedece a un error, ya que este recinto asistencial nunca estuvo contemplado en el convenio de programación proyectado por la administración anterior para los años 2015-2018, que por cierto tampoco prosperó”.

La autoridad del Gobierno de Piñera añadió que “en ese plan sólo se contemplaban las reposiciones de dos hospitales, el de San Vicente y el de Pichilemu, y ninguno de ellos se concretó, pero hoy con este nuevo convenio de programación, que implica una inversión de más de 321 mil millones de pesos a ocho años, no sólo se invertirá en estos dos recintos hospitalarios sino que además se construirá otro hospital en rengo y un centro de referencia de salud en Machalí”, agregándose otros once nuevos centros de salud familiar (cesfam) y otras instalaciones. “Así que difícilmente alguien puede decir con seriedad que no estamos pensando en la región y en sus habitantes, con una mirada descentralista que queda clara en la gran cantidad que son beneficiadas”.

Autor entrada: Redacción