Suspendido párroco de Pichilemu declara en Fiscalía Regional

Ayer, el suspendido párroco de Pichilemu, Pablo Donoso y Donoso, acudió hasta dependencias de la Fiscalía Regional en Rancagua tras ser citado por el fiscal de Alta Complejidad, Sergio Pérez, en el marco de las denuncias por comportamiento impropio y/o abuso sexual destapadas por un programa de televisión.

Al salir del recinto, tras declarar por más de dos horas, Donoso sólo se limitó a decir a los periodistas que esperaban: “Gracias. Muchas gracias, vine a hablar con el fiscal, quien me citó. Muchas gracias”. Luego subió a un vehículo y se retiró del lugar, acompañado del diácono Jaime Muñoz Romero.

No respondió preguntas sobre en qué calidad declaró ni cuál fue su presunta participación en los hechos. También declaró Freddy Gorigoytía, suspendido párroco de El Manzano.

El abogado defensor de ambos sacerdotes, Francisco Javier Donoso, manifestó que “somos absolutamente inocentes y, por tanto, eso es lo que hemos venido a demostrar a través de nuestra declaración”. Añadió que “dejamos todo muy claro, el fiscal interrogó largamente, nos hizo preguntas sobre muchas cosas sobre el funcionamiento y todos y cada uno de los antecedentes que se nos pidieron fueron entregados con detalle”.

“Se nos preguntó sobre muchas cosas y todo fue respondido. Creo que podemos aportar a la investigación si es que en algo le sirve a lo que la Fiscalía esté persiguiendo para desechar los cargos que podrían eventualmente pretenderse”, añadió.

Autor entrada: Redacción