Propaganda Electoral

TOP de Rancagua condena a 5 años de presidio efectivo a autor de apropiación indebida

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Rancagua condenó a Sergio Enrique del Carmen Fenolio Osorio a penas efectivas de 3 y 2 años de presidio, en calidad de autor de sendos delitos de apropiación indebida. Ilícitos perpetrados en Rancagua y San Fernando en abril y junio de 2013, respectivamente.

En fallo unánime (causa rol 290-2017), el tribunal –integrado por los magistrados Sergio Allende Cabeza (presidente), Felipe Cortés Ibacache y Paulina Chaparro Bossy (redactora)– aplicó, además, a Fenolio Osorio la accesoria legales de suspensión para cargo y oficio público durante el tiempo de la condena; más el pago de dos multas de 11 y 6 UTM (unidades tributarias mensuales), y un tercio de las costas del proceso.

Una vez ejecutoriado el fallo, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

El fallo dio por establecido, más allá de toda duda razonable, que el 29 de abril de 2013, Fenolio Osorio cobró dos cheques pertenecientes a la víctima Nilda Sánchez Armijo, por $5.500.000 y $7.500.000, “los que fueron girados a nombre de Edgardo Arismendi Alfaro, en su calidad de abogado, con el propósito que fueran consignados en la cuenta corriente del 2° Juzgado Civil de Rancagua, en causa C 11434-2012, a fin de evitar el remate de la propiedad de la ofendida. El acusado, no entregó los cheques al destinatario ni consignó los referidos montos en el tribunal, apropiándose de éstos, desconociendo su destino”.

En tanto, el 14 de junio de 2013, el condenado (tras recibir de Nilda Sinforosa Sánchez Armijo, a través de Sonia Pérez Rivera, dos cheques por $294.063 y $205.061, respectivamente), “solicitó a Pérez Rivera que los depositara en su cuenta, y una vez liberados los fondos le hiciera entrega del dinero en efectivo, pues el Juzgado del Trabajo no recibían cheques. Montos que el acusado recibió de parte de Pérez Rivera, pero no consignó en el juzgado laboral de Rengo donde debían ser depositados, en el que se había despachado una orden de arresto en contra de la víctima, apropiándose de éstos, desconociendo el destino de los mismos”.

En el aspecto civil, el tribunal acogió parcialmente la demanda de indemnización por daño emergente interpuesta, y ordenó a Fenolio Osorio pagar $13.000.000 (trece millones de pesos), más intereses entre la fecha del delito y la fecha de pago efectivo, reajustes y costas.

En la causa, el tribunal también condenó a Alexis Enrique Montero Cataldo a la pena de 3 años y un día de presidio, con el beneficio de la libertad vigilada intensiva por igual lapso, más el pago de una multa de 16 UTM, como autor del delito de uso malicioso de instrumento privado mercantil falso. Ilícito perpetrado en Rancagua en 2013. El tribunal, además, aplicó a Montero Cataldo las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y la inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena, más el pago de un tercio de las costas.

Venta Publicaciones legales