Propaganda Electoral

Sobre el escudo de Pichilemu

Escudo PichilemuTal vez pocos recuerden (o sepan) que el escudo de armas de la comuna de Pichilemu se creó en 1986, durante la alcaldía de René Maturana Maldonado. La autoridad llamó a un concurso público en septiembre de aquel año para crear el emblema comunal, “con el objeto de contar con una expresión simbólica de representatividad y exaltar características propias de la zona y su gente”, buscando un escudo similar al de la provincia Cardenal Caro. Se permitió a los participantes enviar cuantos diseños quisieran, mientras incluyeran el nombre de la comuna, y la fecha de su creación, 22 de diciembre de 1891; los diseñadores podían también añadir un lema u otra inscripción al escudo si así lo deseaban.

Quienes tuvieron la tarea de escoger el diseño ganador fueron el alcalde Maturana, el Director de Obras Municipales, dos miembros del CODECO (Consejo de Desarrollo Comunal), un representante del departamento de cultura de la Seremi de Educación, un artista y un profesor. El autor del diseño ganador recibiría un premio de cien mil pesos, y un diploma. El cierre de la recepción de diseños fue el 31 de octubre de 1986, y el jurado tuvo un mes para decidir.

El diseño ganador fue anunciado en diciembre de aquel año; su autor fue Hernán Martínez Morales, curicano e “hincha y veraneante habitual” de Pichilemu. Contó al periódico “Pichilemu” que supo del concurso leyendo una edición anterior de la publicación, tras lo cual solicitó mayores informaciones en la municipalidad; envió su diseño “con mucha fe”. Martínez era en ese tiempo estudiante de cuarto año de diseño gráfico en la Universidad de Valparaíso. El diseño fue oficialmente adoptado como escudo de armas de Pichilemu por decreto del alcalde René Maturana el 19 de diciembre de 1986.

En conversación con el periódico ya mencionado, Martínez describió los elementos representativos del escudo así: “Bosque: riqueza de la zona (su potencial) y mar. El turismo: deportes náuticos y las condiciones excepcionales para la práctica de ellos. El mar y su riqueza: hombres que trabajan en él, en una forma simbólica. La agricultura: está representada por un campo y espuela, que es propio de la zona (aunque en los últimos años, el diseño usado por el municipio muestra un sol en vez de una espuela). Una corona simbólica –que representa el pasado y presente– de baluatres se funden en una mitra que llevó el primer Cardenal de la Iglesia Católica Chilena –nacido en Pichilemu– Monseñor José María Caro Rodríguez”.

Respecto a los colores utilizados en su creación, señaló: “el amarillo representa al Sol, la luz y la calidez de un lugar acogedor. Sol que se queda en Pichilemu, para hacernos pasar lindos momentos. El verde y sus tonalidades son el bosque, potencial económico de la zona que augura junto al hombre de campo un promisorio futuro. Azul y sus tonalidades nos habla del mar que baña a Pichilemu, mar que está presente en cada momento de nuestro estar en Pichilemu. Mar que es riqueza y que nos ‘promete un futuro esplendor’. Rojo que nos habla del turismo junto a todos los colores, alegría, vacaciones, deporte. Gris verdoso es la presencia que da un toque de distinción, elegancia, nobleza”.

Diego Grez Cañete

Diego Grez Cañete

Director.

Venta Publicaciones legales